Opinión

  • | 2017/05/27 00:01

    Vuelve y juega apoyo de la Opep al crudo

    La renovación del pacto de la Opep para mantener los recortes de producción obedece a las necesidades financieras del bloque y a la necesidad de Arabia Saudita de lograr una mejor valoración de Aramco.

COMPARTIR

En su reunión del pasado jueves la Opep decidió extender el pacto de recorte de producción alcanzado en noviembre de 2016 para sacar del mercado al menos 1,2 mbpd y sostener los precios del crudo por encima de US$ 50 por barril. La decisión ha sido mantenida gracias a que en general los miembros del cartel han cumplido con los compromisos de recorte sin sacar ventaja o intentar ganar cuota de mercado a expensas de los miembros que han aplicado los mayores recortes, en especial de Arabia Saudita que recortó su producción en 500.000 bpd desde enero de este año. Ese compromiso de los miembros del cartel ha permitido que otros productores importantes por fuera del bloque, como Rusia y México, se hayan sumado a la iniciativa.

También le puede interesar: Los cinco pasos de Odebrecht en el Banco Agrario

El asunto para la Opep y los otros exportadores de petróleo es trascendental, después de dos años con precios por debajo de US$50 los presupuestos públicos de la mayoría de los países productores se encuentran desbalanceados, y el déficit fiscal de algunos de ellos empieza a convertirse en un lastre pesado de cargar para la economía. En otros casos, como el de Arabia Saudita, la coyuntura ha obligado a reducir las reservas internacionales para mantener el ritmo de gasto público y el crecimiento económico.

No obstante a los recortes aplicados por la Opep, el precio del crudo Brent se ha mantenido en un lateral de precios entre US$52 y US$55 animando a los productores de Shale en Estados Unidos a incrementar su producción que desde enero de este año ha crecido en 300.000 bpd, ese incremento en la producción americana ha bloqueado el efecto sobre los precios en los mercados internacionales. En la actualidad los analistas del mercado petrolero examinan con mayor detenimiento el cambio en los inventarios de destilados, y las cantidades almacenadas en altamar, puesto que estos dos indicadores pueden mostrar hacia donde podría romperse el lateral de precios. Escases de destilados o baja sustancial de los inventarios presiona los precios al alza, mientras que permanente exceso de inventario provoca lo contrario.

La otra cara del apoyo de Arabia Saudita – líder de facto de la Opep – para mantener el recorte de producción es la necesidad del Reino de lograr una mejor valoración de Aramco, la empresa petrolera saudí controlada por el Estado, ahora que el príncipe heredero Mohammad bin Salman se ha encaminado en realizar una transformación profunda de la economía del Reino para hacerla menos dependiente del petróleo desarrollando nuevos sectores económicos y abriendo los sectores controlados por el Estado a la inversión privada.

Le sugerimos leer: Los 20.000 puntos del Dow Jones no tan rápido

La venta del 5% de Aramco es necesaria para apuntalar las necesidades de inversión estatal que requiere la consecución de los ambiciosos objetivos de la transformación económica del principal exportador de la Opep. Sin embargo mientras el Reino valora la totalidad de la empresa en más de US$2 trillones (millones de millones) varios bancos de inversión han valorado la empresa entre US$1 y US$ 1,5 trillones, así las cosas, para Arabia Saudita es importante que los precios del petróleo se estabilicen, y se mantengan por encima de US$ 50 por barril, puesto que el valor de Aramco dependerá principalmente de las expectativas que existan sobre el precio del petróleo, y el volumen de las reservas probadas comercializables a esos precios que posee el Reino como único controlante de la empresa.

Para Colombia, en el corto plazo, es una buena noticia la renovación del acuerdo de recorte de la producción, puesto que el 52% de las exportaciones son petróleo crudo, así lo ha evidenciado el comportamiento de las exportaciones en lo corrido del año, las cuales crecieron en valor durante todo el primer trimestre en comparación con el año anterior, como consecuencia del ascenso de los precios luego de que en enero entrara en vigencia el acuerdo de recorte.

Es un marcado contraste que el principal productor de petróleo del mundo decida diversificar su economía para dejar a un lado el petróleo, mientras Colombia sigue concentrando sus exportaciones en un commodity del cual no es un importante productor y solo posee reservas probadas para los próximos 5,5 años.

Lea también: La herencia que van dejando

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.