Opinión

  • | 2011/05/02 14:10

    Vinos finos: inversión sofisticada y segura

    Los ingleses descubrieron los pilares de este negocio, que además de ser glamuroso, se puede considerar como una inversión rentable y de bajo riesgo, por no ser sensible a las crisis económicas locales. La opinión de Raul Serebrenik.

COMPARTIR

Como asesor en temas de manejo patrimonial, lo que más me consultan es en qué tipo de negocios invertir, sin generar alto riesgo y asegurar una importante rentabilidad. Una opción interesante puede ser la de invertir en vinos, un negocio rentable y sobre todo seguro, por no estar a merced de la volatilidad de los mercados. Para entender un poco más cómo hacerlo, me parece oportuno compartir con ustedes el siguiente relato:
En estos avatares de la consultoría a empresas familiares, conocí a una familia de mercaderes ingleses que llevan en este negocio de la inversión en vinos más de doscientos años, y que descubrieron una manera muy simpática de permitirles a sus amigos y clientes poder disfrutar de los mejores vinos del mundo de manera económica o inclusive gratis, ¿Gratis? Se preguntarán ustedes, entonces ¿dónde está el negocio?

Pues me lo explicaban de manera jocosa así: “desde hace unos 25 años para acá el mercado de vinos finos ha tenido uno de sus mejores momentos por la estabilidad de las cosechas y el incremento en la demanda, de tal manera que si compramos 20 cajas de un buen vino a un precio determinado, podemos tomarnos 10 cajas disfrutándolas lentamente, y cuando el precio de estas se duplique, vendemos las 10 que nos quedan y recuperamos todo el capital”.

Esta operación la repiten cada tanto y más seguido de lo que uno se puede imaginar y es posible dado a lo que está aconteciendo en este mercado tan sofisticado. En mayo de 2009 se realizó la prueba del vino en barrica del Château Lafite Rothschild de la cosecha del 2008, en lo que es considerado “el mercado primario “, donde se determinó el precio “futuro de este vino“, poco después se realizaron ventas de caja de doce unidades por US$3.399. A comienzos de este año 2011 en Hong Kong se vendió la caja de este mismo vino de la cosecha del 2008 a un coleccionista privado por US$24.395, sin entregarse el producto aún, puesto que desde la prueba realizada en 2009 hasta que pase el proceso de barrica, embotellado y envío pueden pasar hasta tres años. Esto representa un incremento de más del 500% de la inversión original.

Hong Kong líder en el mercado de vinos
Hong Kong se está volviendo el centro de negocios más importante del mundo para el mercado de vino fino. El año pasado la casa especializada en remate de vinos finos Sothelby’s, tuvo más ingresos por los remates realizados en este país, que los remates realizados conjuntamente de este tipo de vinos en Londres y Nueva York.

Si le agregamos que la calificación de calidad de este mismo vino cosecha 2009 estuvo muy por encima de la cosecha 2008, generando una mayor expectativa en el precio de esa cosecha, vemos un potencial enorme de crecimiento. Vale la pena preguntarse, ¿qué está pasando? En especial cuando en todo el mundo se habla de crisis económica.

Hay productos de muy alta gama (Bien de Veblen) que no son sensibles a las crisis locales y el vino fino es uno de estos productos, pues si bien se notó una baja en el precio de esta categoría en el peor momento de la crisis, fue de los pocos productos que tuvo una rápida y efectiva recuperación. Si a esto le agregamos una creciente demanda, que no puede ser atendida por la limitada capacidad de producción de este tipo de vinos, podemos explicar lo que está pasando y va a seguir ocurriendo por los próximos años con el precio de estos vinos.

Sin embargo, como dicen los expertos de Wine Cellar Investment: “las ganancias pasadas no deben ser indicadoras de futuras ganancias necesariamente”, a lo cual aconsejan tener una visión de más largo plazo cuando se trata de invertir en este mercado.

Las primeras prueba en barrica generalmente comienzan en la región de Burdeos desde el mes de marzo hasta entrado el medio año de la cosecha del año anterior, generando entonces los primeros veredictos sobre la calificación de calidad del vino. Los del año 2009 estuvieron excepcionales, y en estos momentos se están realizando los de la cosecha del 2010, donde los expertos anotan que se cumplieron todas las condiciones climáticas para tener un cosecha igual o mejor que la del 2009, cosa que ya de por sí es muy difícil de superar. Estaremos muy atentos a ver las calificaciones finales de los expertos en esta última cosecha.

Por mi parte espero poder seguir compartiendo con mis amigos ingleses sus sofisticadas estrategias de poder seguir tomando un buen vino.


Consultor en legados y patrimonios familiares
rauls@fcwpc.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?