Opinión

  • | 2017/07/28 00:01

    Venezuela: claves de la constituyente de Maduro

    El domingo 30 de julio los venezolanos votarán si avalan la reforma constitucional que propone el presidente.

COMPARTIR

Nuestra querida Venezuela se encuentra al borde del abismo tras muchos años dependiendo del petróleo (hoy en horas bajas) y practicando expropiaciones (que han ahuyentado la inversión empresarial y provocado el desabastecimiento).

Todo hace pensar que Maduro sabe que debe haber un cambio, pero seguramente tenga miedo de permitirlo porque si se va hay altas probabilidades de que el Gobierno pueda acabar condenado. De hecho, Financial Times ha sugerido que la comunidad internacional debería plantearse habilitar un salvoconducto para evitar represalias contra los actuales dirigentes y así facilitar la transición.

También le puede interesar: Tener poder nos daña

Han pasado más de dos meses desde que Maduro anunciara elecciones para elegir una asamblea constituyente que redacte una nueva constitución para el país. Los opositores llevan más de un mes en las calles clamando contra lo que consideran una erosión de la democracia. Más de noventa personas han muerto durante las jornadas de protesta y miles han sido heridas o detenidas.

El pasado día 16, más de siete millones de venezolanos rechazaron los planes de Maduro en un referéndum organizado por la oposición. El fiscal general y otros cargos del Gobierno han intentado disuadir al presidente, pero él se ha negado a dar marcha atrás.

¿Qué es una asamblea constituyente? Según Expansión, es un grupo cuya tarea consiste en redactar o modificar una constitución. Quizás el ejemplo más famoso sea el de los padres de la Constitución de Estados Unidos, redactada en 1787. Lo más habitual es que la asamblea sea disuelta una vez haya culminado su trabajo, tal y como ocurrió en Italia después de la segunda guerra mundial.

Sin embargo, Maduro no ha dicho cuándo disolverá la asamblea o si lo hará. La oposición teme que pueda convertirse en una institución permanente que eclipsaría el poder de la Asamblea Nacional (el Parlamento venezolano). La propia Comisión Nacional Electoral de Venezuela ha avanzado que la asamblea constituyente tendrá el poder de "cambiar la Constitución y crear un nuevo orden legal". También tendría la capacidad de disolver la Asamblea Nacional y llevar a cabo reformas legislativas.

Están llamados a votar los veinte millones de ciudadanos inscritos en el registro electoral y elegirán a 364 miembros de la asamblea constituyente. Cada uno de los 335 municipios del país contará con un representante, con excepción de las 23 capitales estatales, que tendrán dos, y Caracas, que dispondrá de siete. Los analistas políticos aseguran que el voto municipal se decantará por Maduro, mientras que el urbano lo hará en favor de la oposición.

Le sugerimos leer: Estados Unidos casi una década de crecimiento

Además de los 364 representantes que serán elegidos por los ciudadanos, otros 181 saldrán de diferentes sectores de la sociedad venezolana. Por ejemplo, los estudiantes elegirán a 24 personas y los trabajadores podrán escoger a 79. El mundo de los negocios solo podrá elegir a cinco, lo que, según la oposición, favorece al Gobierno. La cifra total de personas que formará la asamblea constituyente será de 545. Entre los candidatos se encuentran altos cargos del Gobierno, como Diosdado Cabello, que sería el presidente de la constituyente, o Cilia Flores, la esposa de Maduro.

La actual Constitución no tiene ni veinte años de antigüedad y fue elaborada bajo el mandato de Chávez. Los chavistas la enarbolaron como ejemplo para el resto de Latinoamérica e incluso el fiscal general de Venezuela (figura clave del Gobierno de Maduro) ha confesado que la Constitución de 1999 es difícilmente mejorable. Así que, ¿cuál es el problema existente? El hecho de que el presidente no lo haya especificado ha generado suspicacias en la oposición.

Según una encuesta de Datanálisis (la compañía de análisis de opinión más respetada del país), el 67% de los venezolanos se opone a la constituyente y el 69% piensa que Maduro debe dimitir este año. La oposición está llamando a boicotear la votación del domingo. Esto significa que la participación será baja y que Maduro ganará sin problemas, por lo que la asamblea no será representativa del pueblo venezolano.

Lea también: Conversaciones incómodas

La próxima fecha significativa en el calendario electoral es el 10 de diciembre, cuando se celebrarán las pospuestas elecciones regionales. No obstante, la asamblea constituyente podría retrasar o descartar esas elecciones. Del mismo modo, el país debe celebrar comicios presidenciales el año que viene. Previsiblemente, Maduro perderá. Aunque la asamblea constituyente podría anular esas elecciones…

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.