Opinión

  • | 2016/03/17 00:01

    Vehículos: no los podemos comprar, pero los podemos reparar

    La desaceleración económica y la devaluación plantean serios retos para una industria que solo puede competir mediante agresivas campañas promocionales.

COMPARTIR

Si usted adquirió vehículo recientemente puede que se sienta decepcionado al ver las nuevas promociones disponibles en el mercado, la caída en las ventas del sector están propiciando estrategias comerciales agresivas donde los nuevos compradores serán los más beneficiados.

Para nadie es un secreto que las ventas de vehículos se vienen deteriorando, sin embargo, es interesante observar la dinámica de un sector donde se mantienen relativamente estables las ventas de automóviles particulares mientras que los otros tipos de vehículos muestran contracciones importantes en el número de unidades vendidas.

Al observar el gráfico es evidente que desde finales de 2014 e inicios de 2015 se presenta un cambio de tendencia radical en los cuatro tipos de vehículos que mide la encuesta mensual de comercio al por menor y vehículos. 

Si bien tiene sentido que veamos este descenso en las ventas dada la fase de desaceleración, es preocupante que las líneas más afectadas sean las de vehículos de transporte público, vehículos de carga, camperos y camionetas, ya que son un claro síntoma de menor actividad económica. Tal vez en un futuro este sea considerado como un relevante indicador líder del estado general de la economía.

Otro factor que explica el descenso en las ventas es la estrecha relación entre la devaluación del peso y el incremento en el precio de los vehículos, mejor dicho, otra de las maldiciones derivadas de la caída en los precios internacionales del crudo; últimamente está de moda culpar al petróleo de todos los males del país.

Dado que a corto plazo es poco probable que se solucione la crisis petrolera o que Colombia encuentre otra fuente considerable de crecimiento económico, es evidente que el sector automotriz seguirá presionado, obligando a los comercializadores a reducir sus márgenes y a incrementar la oferta de valor para sus clientes.

Los datos expuestos en este artículo son consistentes con el incremento en las ventas de repuestos, partes y accesorios de automotores que entre  los meses de diciembre de 2014 y diciembre de 2015 se han incrementado en un 15%... si no lo podemos comprar, lo podemos reparar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?