Opinión

  • | 2016/05/21 00:01

    Únase e innove

    Uno de los problemas que he visto constantemente en nuestros ecosistemas locales, es eso de “pensar de forma miserable”. Creer que uno solo puede lograr los objetivos y tratar de pararse encima de los demás, en vez de sumarlos y caminar con ellos.

COMPARTIR

En un artículo que escribí hace ya más de un año, luego de haber asistido al IV Congreso de Mercadeo y Publicidad Digital Internacional en Bogotá, comente el haber escuchado una exposición que me llamó poderosamente la atención. La hizo Carlos Saavedra , emprendedor Colombiano que habló sobre lo que los “startups” pueden hacer por las marcas.

Carlos movió su empresa a Silicon Valley pues dice que allí las empresas ya entendieron que deben buscar quién les inyecte la innovación, y la mejor fuente de ella es el ecosistema emprendedor. Es triste ver que muchos de nuestros emprendedores latinos se nos van, pero también es claro que estos emprendedores crean caminos en doble vía y logran llamar la atención sobre lo que pasa en nuestros países, de esa forma actores de ecosistemas externos que nunca nos hubiesen mirado, aterrizan en nuestros espacios y países, cosa que debemos capitalizar.

En el mundo del emprendimiento siempre hablamos de la Co-creación, que es hacer ejercicios para crear valor en comunidad, las marcas son al fin y al cabo también parte de las comunidades; la cosa era que ellas no se sentían parte de estas comunidades, pero hoy gracias a la economía colaborativa han descubierto que no solo hacen parte, son también co-dependientes del ecosistema como todos los demás.

Es curioso pues hago parte del ecosistema emprendedor de Colombia, Panamá y América Latina en general y nunca se me había pasado por la mente el hecho de ver a las marcas de siempre como aliados.

Uno de los problemas que he visto constantemente en nuestros ecosistemas locales, es eso de “pensar de forma miserable”. Creer que uno solo puede lograr los objetivos y tratar de pararse encima de los demás, en vez de sumarlos y caminar con ellos.

Carlos y su conferencia me han demostraron una vez más que colaborar es el camino y que incluso aquellos que uno puede creer que son antagonistas, pueden ser esa pieza que uno está buscando para poder armar el rompecabezas.

De esa conferencia tal como comente ya pasó más de un año, desde el mismo momento que salí de ella, me propuse crear algún tipo de esquema donde pudiese usar el expertise que hemos generado en nuestro ecosistema, para conectarlo con empresas y marcas, tal como le escuche a Carlos en su exposición.

Me hace feliz ver que no solo logre hacerlo una vez, sino que la cuestión se ha convertido en una práctica común para nosotros, cosa que me ilustra la gran necesidad que las empresas tienen de este tipo de asociación. Así que mi amigo innovador-emprendedor, le aconsejo que no vea a las grandes marcas como enemigos, mirarlos con ojos de “qué cosa podemos hacer para crear valor en conjunto”, no olvide que ellos tienen los mismos o más problemas que usted tiene y que también buscan la mejor solución; quién quita que sea usted quien la tenga.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?