Opinión

  • | 2017/07/25 00:01

    ¿Un dólar a $3.500 desde este 2017?

    Un análisis busca siempre los patrones que dominan un tema. Y aunque predecir el futuro es algo imposible, predecir el comportamiento de los grandes imbalances entre la oferta y la demanda es trabajo de analistas que hagan bien su tarea.

COMPARTIR

Para hacer bien esto, el primer paso es determinar qué factores son importantes y cuáles no a la hora de determinar un gran movimiento en la tasa de cambio. El análisis tradicional de la tasa de cambio incluye el análisis de factores idiosincráticos como: crecimiento económico, inflación, déficit fiscal y de cuenta corriente.

Estos factores se observan, acompañados de un análisis de flujos y reportes de estabilidad política.

Lo que es curioso es que los grandes movimientos del peso a la baja  (1982-1984, 1998-2002, 2014-2018) no son explicados por modelos econométricos que incluyan dichos factores, sino por análisis que muestran la escasez de activos de reservas en el mundo. 

Dicha escasez es la verdadera conexión de causalidad que después impacta los factores idiosincráticos antes mencionados.

También le puede interesar: Los millennials y la mala herencia

Es decir, es debido a la escasez de activos de reserva en el mundo, que el peso se devalúa, el petróleo cae, los déficit aumentan y la economía crece poco. La inestabilidad económica también puede crear inestabilidad política. Así que aquí el indicador líder es saber qué está pasando con los activos “sombrilla” del mundo. Aquellos que nos protegen en caso de una crisis global.

Pensémoslo así. En un día nublado tiene toda la sensatez llevar consigo una sombrilla: no significa que vaya a llover con seguridad pero sí que hay una alta probabilidad de pegarse una buena lavada, ¿no?

Es decir, eventualmente puede no pasar nada.

Y vuelves a tu casa con la idea de que fuiste genial por no incurrir en el extra costo de comprar una sombrilla o la incomodidad de no llevar una.

¿Qué pasaría si Estados Unidos tuviera el monopolio de las sombrillas del mundo y de repente llueve? Dos cosas con seguridad:

  • El precio de las sombrillas se va a las nubes.
  • Muchas personas se van a mojar porque no hay suficiente sombrillas disponibles.

El punto de esta analogía, es que Estados Unidos es el mayor productor de “sombrillas” financieras en el mundo. Con la globalización Estados Unidos se volvió el mayor proveedor de activos de protección en el mundo.

Los Tesoros de Estados Unidos son ya un activo de reserva necesario para Bancos, Tesorerías de Corporaciones, Fondos de Pensiones, cuyo único emisor es el Tesoro de Estados Unidos.

Los Tesoros Alemanes, GILTS Británicos o los Bonos japoneses son alternativas a los Tesoros pero no llegan a su nivel de importancia. Y los activos de reserva son fundamentales para los países emergentes, bancos, tesorerías de corporaciones, fondos de pensiones, fondos de cobertura.

Dominan flujo de capital de forma contundente.

Lo que Macrowise está encontrando nítidamente en nuestro análisis es que este monopolio no solo se limita a la oferta sino también a la demanda. Según el Bank Of America, desde el 2008 con la política monetaria no convencional los bancos centrales de los países desarrollados tienen casi el 60% de los activos de reserva del mundo.

Así es, sus bancos centrales dejaron sin inventario de sombrillas a los países emergentes.

Le sugerimos leer: Las 3 grandes oportunidades del siglo XXI

Los precios de las sombrillas dependen de acuerdo a la jerarquía que pertenezca usted en el sistema financiero.

Por ejemplo, si es un banco no americano, el precio de la “sombrilla” está en la Tasa Libor. Para un banco central de un país emergente, una corporación multinacional, un Fondo de Pensiones, el precio de la sombrilla son las tasas de cambio de donde se encuentre basada. En el caso de Colombia, la razón entre el peso y el dólar.

Si empieza a llover un poco más, el déficit de activos de reserva en el mundo va a forzar a que el peso Colombiano pase los niveles de $3.500 entre el 2017 y el 2018.

La mala noticia es que no vemos que se esté aceptando el clima presente: ya empezó a llover. Es decir, existe el retiro de la liquidez por parte de Estados Unidos y un aumento en la volatilidad de los mercados que está en mínimos históricos, según el indicador VIX.

¿Cómo estamos de sombrillas, realmente?

Lea también: La danza de los millones entre Trump y Arabia Saudita

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.