Opinión

  • | 2016/02/21 00:01

    Sostenibilidad en las empresas: la ruta 2030

    En el comienzo de la ruta de sostenibilidad post- 2015, con miras al año 2030, nos encontramos ante urgentes llamados del mercado y la sociedad civil a intersectar la prosperidad económica con las personas y en el planeta (las tres Ps).

COMPARTIR

Un camino que implica transformaciones en el liderazgo de las empresas, apertura permanente de espacios de diálogos e intercambios y la formulación de politicas públicas para asumir la agenda aprobada en septiembre pasado.

Pese a no haber consenso sobre la conceptualización de la gerencia de la sostenibilidad, tanto en la prensa empresarial como en literatura académica esta se asocia al dilema gerencial y organizacional entre la maximización de ganancias y la supervivencia de las empresas, especialmente en el largo plazo. Es por esto que la gerencia de la sostenibilidad implica una estratégica gestión, tanto del entorno como de la cadena de valor, y la consideración de las dimensiones sociales, económicas y ambientales dentro de la organización.

Según el ranquin de las 100 empresas más sostenibles del año 2016 de la empresa canadiense Corporate Knights, presentado en Foro Económico Mundial el pasado mes en Davos, Suiza, el grupo alemán BMW ocupa el primer lugar. Algunas de las razones para otorgarle este lugar a la BMW fue la combinación entre la eficiencia en la utilización del agua y la energía y los residuos generados, sumada a sus inversiones en alta tecnología, su esquema responsable de pagos de impuestos, la baja rotación de personal, la diversidad en la composición de empleados y directivos, la baja proporción de diferencia salarial entre el sueldo del CEO y el promedio de los empleados, y la vinculación del salario de la alta dirección con su desempeño en lograr las metas de sostenibilidad.

Le siguen en el top 10 la empresa francesa Dassault Systems (software), la finlandesa Outotec (construcción e ingeniería), el Commonwealth Bank of Australia (banco), la alemana Adidas (textil y confecciones), Engas de España (gas), el banco danés Danske Bank, Starhub de Singapur (telecomunicaciones inalámbricas); Reckitt Benckiser group de Gran Bretaña (productos domésticos) y City Developments de Singapore (inmobiliaria). En el listado de las 100 más sostenibles hay 19 empresas estadounidenses y 11 francesas, y solo 2 latinoamericanas (las brasileñas Natura Cosmeticos en el puesto 61 y el y Banco do Brasil en el 75.

Para construir este ranquin anual, que se hace desde el año 2005, cuyo objetivo es identificar empresas para invertir en el largo plazo y las más deseadas para trabajar, Corporate Knights evalúa doce indicadores clave de rendimiento (KPI) en aspectos cuantificables de gestión de recursos (uso de agua, energía, residuos, etc.), empleados (diversidad en el equipo gerencial, representación de mujeres en la junta directiva, baja accidentalidad, baja rotación), y aspectos financieros (ingresos, EBITDA, ratios de diferencias salariales, etc.).

Para este ranquin se obtiene información de más de 4.300 empresas globales de las diferentes industrias según la clasificación GICS (estándar global de clasificación industrial) con una capitalización en el mercado superior a USD $2.000 millones.

Algunos de los hallazgos interesantes de dicha investigación es que el 87 por ciento de estas grandes empresas dieron bonificación monetaria a los ejecutivos que alcanzaron las metas de sostenibilidad. Este aspecto nos invita, quizás, a considerar la importancia de vincular más fuertemente los logros de las metas de sostenibilidad empresarial, tanto con la remuneración de los empleados (sobretodo directivos), como con la evaluación pública de las empresas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?