Opinión

  • | 2014/01/20 10:00

    ¿Si queremos ser cafeteros?

    ¿Para dónde va Colombia? Según el Country Brand Index Latinoamérica 2013 Colombia es el 9° país con mayor fortaleza de su marca país. Opinión de Fabian Garcia G.

COMPARTIR

Ese posicionamiento que hoy es ganado por ser el 2° país latino con mayor calificación en cuanto a oportunidades laborales después de Uruguay, el 4° después de Uruguay, Chile y Brasil con mejor calificación en cuanto al marco regulatorio para hacer y desarrollar negocios (Aptitud para los negocios) y el 3° después de Argentina y Uruguay con un alta percepción de mano de obra calificada. Es decir sin querer queriendo, el factor humano es uno de los principales atributos de Colombia como marca.

Comercialmente hasta hace 40 años éramos considerados definitivamente un país cafetero, pues este era nuestro principal rubro de exportaciones, además que era el que más generaba valor y empleo. Después aprendimos que podíamos hacer muchas más cosas pero dentro de esas muchas cosas nunca nos especializamos en nada, perdimos el norte y dejamos que el entorno internacional si lo hiciera.

¿Qué somos? ¿Acaso por nuestra multiculturalidad esa identidad nuestra estará siempre tan dispersa y por ende tan indefinible? ¿Y por eso es tan difícil formular un plan conjunto para todos desde nosotros mismos?

¿Qué necesita el mundo? ¿Que nosotros tenemos que los demás no tienen o que lo sabemos hacer muy bien? Sabemos hacer buenas novelas y buenos seriados, sabemos entretener y nos aliamos con los mejicanos para eso. Sabemos y podemos producir energía sustentable dados nuestros accidentes geográficos e innumerables caídas de agua. Sabemos copiar y esto véase como una habilidad humana y no como un defecto. Estamos aprendiendo a innovar e inclusive a inventar. Sabemos hacer comida y mucha y bien hecha. Sabemos vender entre muchísimas otras cosas.

Ahora ¿El mundo necesita estas pocas cosas que sabemos hacer? ¿El mundo está preparado y conoce estas ventajas competitivas que tenemos? ¿El mundo también las tiene y sabe hacerlas? ¿Queremos seguir siendo referenciados como cafeteros? Que aún lo somos. Si es así se pueden hacer cosas. Y teniendo en cuenta que tenemos una alta penetración dentro de los mercados internacionales y que evidentemente es un sector que hoy se encuentra deprimido y golpeado por nuestra misma ineficiencia, deberíamos explotar toda la potencialidad que tiene desde el punto de vista de mercadeo y volverlo nuestra marca flanker, ya que nuestro producto es uno de los más consumidos en el mundo y que tocamos casi todos los paladares de quienes se toman un tinto día a día en el mundo. Esa marca que nos ayudaría a incrementar el reconocimiento de país en otros países, el cuál ahí si nos daríamos el lujo de subsidiarlo y venderlo a un precio muy competitivo pero con una ventaja enorme.

Esta marca flanker puede jalonar sectores y productos de alta rentabilidad, alto valor, alta generación de empleo, desarrollo e investigación de sectores, en los que no somos ciertamente identificados como esto.

La idea es transformar un problema muy difícil de manejar en un sinnúmero de oportunidades, que le daría de nuevo a nuestro país un norte comercial y estratégico.


* Economista especialista en Finanzas y Mercadeo. Profesor de cátedra de cursos especializados en consumidor y marketing. Speaker e investigador con más de 8 años de experiencia en el área de las relaciones sociales, económicas, culturales y de comportamiento del consumidor. Actualmente es Vicepresidente Corporativo de la firma Raddar Consumer Knowledge Group.
@fabianraddar, fabian.garcia@raddar.net



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?