Opinión

  • | 2016/04/15 00:01

    Si no estás en las redes sociales, no existes

    El posicionamiento en redes sociales en tiempos de incesante transformación digital es relevante, imprescindible y decisivo, para que puedas acceder con mayores perspectivas de éxito, a más y mejores oportunidades laborales.

COMPARTIR

Es verdad que estamos en un mundo de cambio, en el que las nuevas tecnologías están arrasando, a un ritmo descomunal. Afortunadamente, las organizaciones hoy en día tienen la concepción de que tienen que cambiar. Sin embargo, integrarse a las nuevas tecnologías no es tan fácil como parece.

Cuando se habla de la migración a nuevos modelos de negocio basado en nuevas tecnologías sociales, se empiezan a iluminar los ojos de sus directivos e incluso lo visualizan de manera  fácil y divertida, pero no es tan sencillo. Además de ser una tarea que requiere dedicación, hay muchas empresas que aún ni siquiera creen en la urgencia de adoptar estos modelos de negocio.

Ahora bien, ¿qué influencia pueden tener las redes sociales en tu posicionamiento profesional?

Se afirma que si no estás en las redes sociales no existes. Quizá no sea tan radical, pero lo que siempre digo, si no estás allí, ¿cómo te van a encontrar?.

Y claramente la mitad de la tarea ya está hecha si tienes una imagen personal sólida en el mundo real. Es decir, será más fácil tener un posicionamiento en la red cuando ya tienes un perfil ante el mundo que te rodea, en el cual te referencien por tu especialidad y tus capacidades, ahora bien, sería fantástico entonces si manejas ese perfil en “ambos mundos”.

No aprovechar las nuevas herramientas, insisto, es desaprovechar el escaparate para ampliar tu espectro profesional y lo que el mundo conoce de ti. Teniendo claro que no solo debes mostrar lo que sabes hacer, sino lo que eres capaz de hacer, generando contenido propio, elementos diferenciadores y vitrinas que logren mostrarte como un profesional con nivel en un mundo tan competitivo. 

Definitivamente mi invitación es a dejar el miedo o los estereotipos sobre las tecnologías sociales y subirte en este tren. Un tren, que ya inicio su viaje y que ahora marcha a toda velocidad, hasta el infinito y más allá,  no ocupar un vagón, será alarmante para tu desarrollo personal. Trabaja en lo virtual y en lo no virtual.

Recuerda que en la actualidad, hay diferentes e innovadoras modalidades de trabajo. Las empresas se han dado cuenta que los costos fijos se han elevado, y cada vez cuesta mas mantener los negocios. Por esta razón han comenzado a emerger nuevas tipologías laborales, como son: los knowmads, los social networkers, los freelance, entre otras; figuras que están penetrando de manera inusitada en el mundo laboral.

Es hora de aceptar que no hay trabajos para toda la vida. Está demostrado que las nuevas generaciones,  –fuerza laboral del siglo XXI, los millennials – , van a tener en promedio doce relaciones laborales distintas a lo largo de su vida, entonces, las generaciones restantes tenemos que aprender a convivir con este cambio y apoyarlo, intentando cambiar los esquemas de pensamiento resistentes y anticuados que actualmente tenemos, así como entender las nuevas formas laborales y las necesidades que se afrontan para poder hacer parte del selecto grupo de trabajadores activos.

No es muy descabellado pensar que las empresas dentro de poco nos contratarán solo por proyectos. Es decir, estaremos ocho o nueve meses en una empresa, después nos iremos a otra y así sucesivamente. Esto será mas común de lo que pensamos, y de ahí nace la importancia de consolidar el posicionamiento e imagen laboral, haciendo más seductor nuestro talento y convirtiéndonos en seres más atractivos para las empresas y sus intermitentes proyectos. Como consecuencia, si te vuelves interesante, obligarías a las empresas a buscarte y a encontrarte.

Las empresas querrán cautivarte para sus proyectos, pues será la única manera de retenerte, enamorarte y fidelizarte. Pero, si no cuentas con un posicionamiento, tu empleabilidad disminuirá y no serás un blanco a perseguir. Hoy la gente es valorada mucho más cuando son un referente en su especialidad.

Hoy vivimos en un mundo en el que las carreras se denominan “líquidas”, pues quizás estudies una cosa y termines haciendo otra. La gracia estará en gestionar el estado líquido de tu carrera y adaptarte a los nuevos entornos y necesidades. Las personas con éxito y mas valoradas serán aquellas que se enfrenten al cambio sin ningún tipo de problema.

Te sugiero que hagas de los retos, oportunidades, de las oportunidades, vehículos para tu propio posicionamiento y de tu posicionamiento, un compromiso para tu proyecto personal.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?