Opinión

  • | 2017/06/14 00:01

    Sea su propio cliente y cuide de sí mismo

    De la misma forma en que buscamos suplir las necesidades de nuestros clientes, debemos dedicar tiempo a cuidar de nosotros mismos para lograr equilibrio y felicidad.

COMPARTIR

En medio de la rutina, las agendas copadas y las responsabilidades a las que hay que atender, con frecuencia podemos olvidarnos de nosotros mismos. Estamos tan ocupados respondiendo a las demandas del mundo laboral, de la familia, la pareja, los amigos, que nos dejamos a nosotros mismos al final de la lista de las cosas por hacer. Sin embargo, cuando no nos tenemos como prioridad, es cuando viene el desgaste físico y emocional, que más tarde puede traducirse en enfermedades, en agotamiento crónico e incluso en resentimiento frente a los demás. Por eso, es importante preguntarse: ¿Qué tanto tiempo dedica a cuidar de sí mismo y suplir sus necesidades? El éxito de una vida feliz es el equilibrio, y éste implica tener un balance entre el dar y el recibir y es aquí donde el concepto del autocuidado juega un papel vital.

Un claro ejemplo de no tenerse a sí mismo como prioridad, se puede observar muchas veces en el sector salud, en donde se cuenta con un personal médico que tiene como vocación el cuidado de los demás, pero muchas veces deja sus propias necesidades de lado. Así, muchos médicos pasan largas horas sin dormir, comen a deshoras, fuman y trabajan en exceso; dando como resultado enfermedades a largo plazo.

También le puede interesar: ¿Cómo crear hábitos efectivos?

El autocuidado es cualquier actividad que permite conectarse consigo mismo y nutrir los niveles más profundos. Éste puede darse en actividades sencillas desde dormir las horas suficientes, ir al spa, hacer ejercicio o pasar la tarde con amigos; o algunas más complejas como tomar unas vacaciones. Lo interesante es que cuidar de sí mismo significa cosas diferentes para cada cual, pero resulta igual de necesario para todos.

El fortalecer estas acciones de autocuidado, puede darse a través de diferentes aspectos en la vida como lo son: el cuerpo físico, el estado emocional, las creencias espirituales, la relación consigo mismo y con los demás y el trabajo. Así, algunas acciones que se pueden llevar a cabo para fortalecer estas áreas son: hacerse revisiones médicas, pasar tiempo en contacto con la naturaleza, desarrollar un hobbie, llorar cuando es necesario, leer, tener una práctica espiritual, cocinar, practicar la gratitud, celebrar los éxitos, poner límites en el trabajo, llamar a un viejo amigo, entre otros. Como se puede observar, las opciones son ilimitadas, lo importante es llevarlas a cabo aunque en ocasiones parezca no tener tiempo para hacerlo; por eso deben establecerse como prioridad.

Le sugerimos leer: ¿Y usted cuánto vale?

Entonces, para fortalecer el autocuidado, lo primero que debe hacerse es identificar las áreas de la vida que requieren atención o donde se desea tener resultados diferentes. A continuación, cree una lista de cinco actividades de autocuidado que pueden contribuir con el fortalecimiento de esta área. Luego seleccione algunas de ellas y póngalas en su agenda, de lo contrario, ante cualquier situación que se presente éstas pasarán a segundo plano. Tenga como propósito realizar al menos una de esta actividades por semana. Por último comience con cosas pequeñas y a medida que gana práctica pase a actividades más complejas. Vea este tiempo como una inversión en sí mismo que traerá más felicidad, equilibrio y oportunidad de alcanzar sus objetivos en cada dimensión de su vida.

Lea también: La cultura organizacional de Uber, una bomba de tiempo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.