Opinión

  • | 2016/04/05 00:01

    Sabemos que eres muy bueno, pero ¡aún te falta para promoverte de cargo!

    Desarrollar las competencias que requiere un cargo es importante en el momento en que se dan las oportunidades de crecimiento al interior de una empresa.

COMPARTIR

 El talento, en buena medida, es una cuestión de insistencia.- Francisco Umbral

Una de las situaciones que se presentan más comúnmente en las empresas con una frase que nadie quiere oir es: NO estás listo ahora, tal vez en un par de meses, quizás en un año o dos lo estarás, pero no te preocupes, tienes potencial. Este es un argumento que sacan algunas compañías, cuando el desarrollo del talento no es una prioridad. Dentro de lo que he visto en el mundo empresarial hay alternativas para que las personas puedan alcanzar el desarrollo que necesitan y llegar a niveles más altos:

  1. La empresa debe tener el modelo de competencias identificado y en el proceso de selección, una vez haya finalizado la contratación y usted se encuentre en su primer mes de trabajo, pida retroalimentación en recursos humanos y a su jefe, para que le cuenten cuáles son las fortalezas que encontraron en usted y qué competencias debe desarrollar para la posición que sigue. En empresas donde este proceso se hace sistemáticamente, las personas tienen una gran oportunidad de crecer.
  1. Si usted no sabe cuáles son las competencias que tiene en alto nivel y cuales están por desarrollar, pídale a su jefe que le hagan una medición en donde usted pueda saber con qué recursos cuenta para el cargo en que está y qué le faltaría para llegar a una posición en el siguiente nivel. Esto hará que usted se vea interesado en su propio desarrollo, no espere a que el desarrollo se lo den, búsquelo. No crea que porque es bueno en su trabajo de hoy, está listo para un nivel superior. Dentro de los errores que he visto, que puedo llamar “Quema ejecutivos, gerentes, etc” es cuando le dan la oportunidad a una persona que no estaba lista para un cargo de mayor nivel y al año termina saliendo de la empresa que porque no dio la talla. Si esto le llega a pasar y usted siente que no es el momento, haga un acuerdo sobre las expectativas que tienen suyas y haga acuerdos sobre cuales puede alcanzar y cuáles no, para que pueda generar un plan que lo ayude en su proceso de desarrollo en ese nuevo reto.
  1. Si usted ya sabe cuáles son las competencias que tiene en alto estándar y cuales debe mejorar, dedíquese a desarrollarlas, cree un plan de desarrollo que le permita generar nuevos hábitos, escriba dos o tres acciones que le permitan modificar ese comportamiento que usted necesita alcanzar para su próximo nivel y una vez vaya incorporando su nuevo comportamiento, pida retroalimentación a un jefe o un par.
  1. Hacer seguimiento es uno de los elementos más importantes para llegar a un desarrollo óptimo, acordar fechas para la revisión de su plan permitirá que pueda establecer los ajustes necesarios y se imponga nuevos retos en caso de ir alcanzado buenos resultados, esa será la mejor prueba de que usted fue insistente, perseverante y se esforzó por alcanzar un nivel superior en las competencias a desarrollar.

El desarrollo es cuestión de insistir, perseverar y tener motivación para salirse de la zona de confort, de lo que ya conocemos y retarse a hacer cosas nuevas que permitan mejorar las competencias y que la próxima frase que nos digan es: “Felicitaciones acaba de ser promovido a un mejor cargo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?