Opinión

  • | 2016/04/12 00:01

    ¿Quiere nuevas ideas? ¡Póngase a jugar!

    El juego es un factor muy importante para la innovación, pues promueve la motivación, la disminución del estrés y la generación de ideas.

COMPARTIR

El juego es una actividad que impacta el aspecto social, cognitivo y físico todo ser humano, pero desafortunadamente culturalmente es una actividad reservada principalmente para los niños y vista como falta de seriedad y pérdida de tiempo en el adulto. Sin embargo, el juego es tan importante en nuestras vidas, que algunas investigaciones relacionan los efectos psicológicos de la falta de juego con la falta de sueño.

El juego debe entenderse no como una actividad, sino como una mentalidad y estilo de vida. De hecho, el doctor Stuart Brown, investigador de los efectos del juego en el cerebro, afirma que “lo opuesto al juego no es el trabajo, es la depresión”.  Así mismo, estudios de clima para la creatividad, posicionan al humor y la lúdica como uno de los principales componentes que promueven la creatividad e innovación en las organizaciones. Es por eso que es tan importante que en las empresas se dé espacio para jugar. Esto no quiere decir que se tiene que tener una sala de juegos, o que cada pausa activa deba convertirse en una carrera de observación. Simplemente, es una invitación para que la lúdica se convierta en una actitud frente a la vida; pues el simple hecho de idear, implica jugar con las ideas, usar la imaginación y considerar diferentes opciones.

La lúdica es efectiva en la creatividad debido a que cuando jugamos, se liberan altos niveles de dopamina, lo que produce placer y aumenta la motivación por repetir la tarea; además de promover la generación de ideas. De hecho, la naturaleza es tan sabia, que hace disfrutemos del uso de nuestra habilidad creativa para asegura la supervivencia a través de la búsqueda constante de soluciones de adaptación a nuestro entorno. El humor y el juego se encuentran también relacionadas con la dopamina y es por eso que para desarrollar culturas que fomenten la creatividad, se deben tener entornos en los que se promueva el juego.

Las salas de innovación, son creadas con el objetivo de dar lugar a este tipo de actividades, pero muchas veces suelen ser malentendidas, pues se cree que con llenar una sala de reuniones de colores y juguetes se traerá por arte de magia un momento de inspiración. Pero la verdad es que lo que se busca con ellas es generar espacios que estimulen procesos de incubación de las ideas y de relajación; en otras palabras, que se conviertan en estímulos para crear. Lo importante es entender que para que cumplan su objetivo, estos deben ser cambiantes, de lo contrario, comenzamos a utilizarlos de forma cotidiana, perdiendo su característica estimulante. Además, es importante entender que estos espacios son una estrategia que debe conectarse con la cultura.

Es muy común encontrar organizaciones donde se han invertido grandes sumas de dinero para la creación de estos espacios, pero que a la hora de utilizados se genera temor, ya que muchas veces los empleados que las usan son tildados de perezosos o señalados por que pierden el tiempo al encontrarse lejos de su puesto de trabajo.  Pero si lo que se busca es lograr cambios a través de la innovación, se debe tener coherencia en la organización, en donde tanto el pensar como el actuar promueven comportamientos innovadores. Esta es entonces una invitación a reírse, a crear chistes internos, a decorar la oficina y a jugar, pues esto genera motivación, disminuye el estrés y acelera el ritmo para crear. En otras palabras, si usted quiere empleados creativos, deles tiempo para jugar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?