Opinión

  • | 2016/07/24 00:01

    ¡Qué te gusten los millennials!

    Estuve leyendo bastante de las diferencias de las nuevas generaciones y la forma de ver y entender el mundo. Comprendí igual que la mejor manera de rodar con ellos es en realidad observarlos y verlos en su actuar para saber qué es lo que buscan y quieren.

COMPARTIR

Un buen gerente, un líder, debe adaptarse a la evolución de su entorno, por eso hoy quiero compartir una reflexión sobre los millennials y su manera de enfrentar el universo. Conociendo a la gente, logramos tener mejores resultados y mayor eficiencia y productividad. Según Forbes, actualmente en Latinoamérica los millennials son un 30% de la población y serán el 75% de la fuerza laboral del mundo en el 2025. Debemos entonces empezar a pensar en ellos como parte fundamental del éxito en el cumplimiento de mis objetivos de empresa.

Aquí están mis cinco puntos prácticos para rodar bien con la generación de millennials

1. Tienes que saber de qué hablas. Los millennials son digitales, toda su vida esta mediada por pantallas, información virtual, noticias on line. Prefieren internet a la TV y saben sobre cosas del mundo a la velocidad de su ocurrencia. Por ende para liderar millennials tienes que conocer del tema en que te metes, por supuesto hay una excelente opción que es preguntarle a ellos mismos siempre abiertos a explicar... el tema está en guardar la humildad para interactuar. El líder que se las sabía todas ya ni existe y tampoco es bien visto.

Lea también: ¿A cuáles líderes admiran más los millenials?

2. Déjalos hacer varias cosas a la vez. Obviamente el foco en las acciones y la manera de priorizar no puede perderse jamás en ninguna estrategia gerencial, los millennials tienen la capacidad de ser multicanal. No solo manejan varios temas a la vez sino que dado que su vida se guía por “pantallazos” pueden tener varias ventanas abiertas sin perder el hilo conductor. Lo anterior implica que hay que tener un lenguaje diferente, una forma de comunicarse que para ellos sea eficiente y jamás subestimar su capacidad multitarea.

3. Entiende sus redes. Los millennials son muy sociales, viven pendientes de las redes, de lo que hacen sus amigos y conocidos. Mantienen muchas relaciones que sin Facebook, Instagram, Messenger, Whatsapp y los demás serían imposibles de mantener. Para comunicarse adecuadamente con esta generación y las que vienen atrás hay que entender esto muy bien para no entrar a juzgar o criticar sino más bien rodar. Hoy en día el 88% de los millennials tienen perfil en alguna red social y los datos de descargas de aplicaciones móviles por día en App Store ascienden a 5 millones.

4. Léelos, son los principales consumidores. Los millennials hoy son los principales consumidores de productos y servicios, así que al conocerlos bien no solo hacemos equipos de trabajo más productivos sino que tenemos insights claros de sus principales intereses como consumidores. Para ellos es muy importante, más que el producto, el servicio y prefieren el contacto a través de chat o interacción por mail y plataformas on line que las llamadas a un contact center. Aunque la tecnología es la clave no es solo un tema digital sino más bien de lealtad a las marcas y servicios por convicción.

Lea también: La generación de los millennials rompe con los esquemas de “la vida perfecta”

5. Míralos cuando les hablas. Los millennials son respetuosos de la experiencia pero retan casi que por tarea el status quo, por supuesto tienen convicciones fuertes y no “comen entero” si no les argumentas bien. Se comprometen en la medida que ven compromiso en ti como líder y siguen más ideales que compañías por su nombre. Por eso muchos son emprendedores, soñadores, músicos, artistas; para los millennials no hay limites ni estados correctos o incorrectos, más bien la premisa de "déjame ser" que igual yo no le hago mal a nadie.

Entender a los millennials es la punta de lanza de entender las generaciones que vienen detrás para ser líderes en el corto y mediano plazo. Pueden hacer grandes aportes en los equipos por sus nuevas ideas su conocimiento del mundo y su permanente ruptura de paradigmas. Hay que verlos como son, aprender lo bueno y guiar en lo no tan bueno pero al final meterlos en la realidad que nos interesa de los equipos y así lograr los resultados que buscamos. Personalmente, ¡me encantan!

Lea también: ¿Tienes capa de súper... chica?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?