Opinión

  • | 2016/06/03 00:01

    ¿Qué hace a un gerente ser brillante?

    Cuando las personas llegan a afirmar: “El mejor jefe que he tenido”, es porque dicho gerente fue sobresaliente, es importante identificar qué sucede al interior de las organizaciones, cuál es el secreto y qué significado tiene ser el mejor.

COMPARTIR

Hay tantos estilos de gestión como número de gerentes existen, pero una cosa es cierta en todos los grandes jefes… descubren y sacan provecho de lo que es notable y particular de cada persona. Eso significa que piensan cuidadosamente sobre las fortalezas – sus peculiaridades – y utilizan este conocimiento para traducir el talento en rendimiento.

“El promedio de los gerentes juegan a las Damas; los gerentes sobresalientes juegan al Ajedrez”, es una analogía que nos permite entender dos tipos de gestión, en las Damas todas las piezas son iguales y se mueven de la misma manera, en el Ajedrez por el contrario hay muchos tipos de piezas y no se puede ganar a menos de que dichas diferencias se aprovechen.

 Y al igual que las piezas dentro de un tablero de Ajedrez, las empresas cuentan con empleados muy diferentes, cada uno con una particularidad. Así pues, los grandes gerentes adecuan la individualidad e impulsan a las personas para que sean exitosas. Y no son necesarias muchas horas de trabajo, sino un esfuerzo especial por conocer qué talento posee cada persona.

 Aprovechar la excelencia de cada persona:

  • Ahorra tiempo tanto para los gerentes como a los empleados
  • Hace que los trabajadores sean más responsables
  • Construye equipos más fuertes
  • Desafía el status quo

 Entendamos cada uno, ¿Por qué ahorra tiempo? cada persona, por muy talentosa que sea tiene debilidades, y si no se acomodan las tareas a las fortalezas sino a los puntos débiles, no se conseguirán buenos resultados. Nos podemos gastar horas y horas entrenando a un empleado muy tímido para que le sonría a los clientes, pero si realmente el empleado no cuenta con esta habilidad, probablemente los esfuerzos serían en vano.

 “Los empleados son mucho más eficientes y eficaces al hacer las cosas que se fundamentan en sus habilidades naturales”

 Para ver cómo funciona analizaremos a Laura, una “gerente sobresaliente” de una comercializadora de productos farmacéuticos. Ella diseña a la medida las funciones de Carlos, uno de sus operarios. Carlos no es muy sociable, pero se destaca por su dedicación y agilidad para organizar los productos nuevos, por esta razón, Laura asignó a su empleado la organización de todos los puntos de distribución de la comercializadora. Ella entendió que era la forma más acertada para hacer brillar a Carlos y tener buenos resultados; así mismo identificó que algunos de los que organizaban mercancía eran sociables y por eso los asignó al área de servicio al cliente.

 ¿Qué hace que los empleados incrementen su compromiso? cuando las personas son evaluadas sobre sus fortalezas, sienten la responsabilidad de entregar buenos y confiables resultados, eso permite que mejoren sus habilidades y logren la perfección.

 Laura no se limitó a alabar la facilidad que tenía Carlos para disponer la mercancía, sino que hizo que esa fortaleza se convirtiera en la piedra angular de su trabajo, para que éste perfeccionara su habilidad y se destacara en su labor.

 ¿Cómo se construyen equipos más fuertes? cuando un gerente es sobresaliente es porque se ha tomado el tiempo de averiguar qué hace único a cada empleado y los coloca en lugares que se adaptan a su situación y a su talento. Esto no sólo motiva al individuo, sino que implica a todo el equipo.

 “La gente reconoce las habilidades de los demás, y más aun cuando ven que esas destrezas pueden satisfacer espacios en donde ellos mismos son insuficientes.”

 ¿Por qué desafía el statu quo? las jerarquías y dinámicas internas tienden a cambiar, pues las empresas se vuelven más inteligentes y ágiles. Una vez más el ejemplo de Laura lo explica, pues ella cambió el procedimiento tradicional y redefinió responsabilidades y por esta razón mejoró el rendimiento de la comercializadora. Las fortalezas de Carlos fueron de ayuda para el empleado, para el equipo y para la empresa.

 Para concluir, un Gerente brillante aprovecha las cualidades de las personas para beneficiar a toda la empresa, para ello, hay que saber tres cosas acerca de cada empleado:

 En primer lugar, ¿cuáles son sus fortalezas?

En segundo lugar, ¿cuáles son los factores desencadenantes que activan esas fortalezas?

Y en tercer lugar, ¿cómo aprenden y progresan?

 "Descubra qué motiva a un empleado a ser excelente”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?