Opinión

  • | 2012/06/12 08:00

    Prospectos internacionales y propuestas de recuperación del incierto 2012

    Pese al bajo crecimiento en el primer semestre del 2012, y la incertidumbre de la economía mundial en el segundo semestre, alejarse de sentimientos nacionales o internacionales de auto-derrota, y buscar esfuerzos concertados son las soluciones que proponen tanto el reporte WESP, como el FMI. Opinión de Maria Alejandra Gonzalez-Perez.

COMPARTIR

Si pudiéramos resumir en una palabra la situación económica del mundo para el año 2012, quizás esta palabra sería: Incertidumbre. Según las notas preliminares, de el reporte de las Naciones Unidas WESP (World Economic Situation and Prospects), la mayoría de las regiones están creciendo a tasas menores a su potencial, y la economía mundial está actualmente en mayores riesgos de caer en recesión. La mayor amenaza mundial son las crisis derivadas de las deudas en la eurozona, puesto que una escalada pudiera desatar un caos en los mercados financieros, y un agudo crecimiento de la aversión a la inversión global, llevando esto a una contracción de las actividades económicas en países desarrollados, y a un pronunciado decaimiento de los países emergentes y en vía de desarrollo.

Según WESP, cuatro aspectos están conspirando en contra de una recuperación económica robusta y saludable en países desarrollados, creando un círculo vicioso:
1. El desapalancamiento de los bancos, y firmas que continúan restringiendo los flujos normales de créditos, y la demanda de consumo e inversión.
2. Las tasas de desempleo continúan siendo muy altas, siendo una situación que es causa y efecto de la recuperación económica.
3. La austeridad fiscal derivada del aumento en la deuda pública, obstaculizan el crecimiento, y por ende dificultad la sostenibilidad de la deuda.
4. La exposición de los bancos a las deudas públicas debilitan el sector financiero, lo cual se torna en imposibilidades de apalancamientos a firmas y ciudadanos.

Euromonitor International presentó el 6 de Junio 2012 un reporte en donde se analiza la situación mundial en el primer semestre del año. En este se estima que el crecimiento del PIB mundial bajará de 3,8% en el 2011, a 3,2% para el año 2012. Esto se agudiza, si tenemos en cuenta que 23 de los 27 países de la Unión Europea, han revelado los estimados PIB para este año, y ocho de ellos están actualmente en recesión (Chipre, España, Italia, Holanda, Portugal, República Checa, Rumania, y Gran Bretaña). De no ser por el rendimiento económico de Alemania, tanto la eurozona, como la Unión Europea hubieran estado en recesión técnica total. En Grecia y en Francia las medidas propuestas de austeridad, fueron retadas con propuestas para estimular crecimiento a través del consumo; en el Reino Unido, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomendó optar también por un plan menos austero, lo cual implicaría disminuir aún más las tasas de interés.

Los Estados Unidos, atraviesa también una dura batalla contra la incertidumbre. El año 2012 prometía ser comienzo acelerado de la recuperación, debido a que el 2011, se habían identificado causales puntuales para retener la recuperación, como son el pronunciado aumento de los precios del petróleo debido a la situación en Libia, y la interrupción en las cadenas de suministro debido al tsunami en el Japón. Para el 2012, las causas para explicar la incertidumbre económica son más difíciles de identificar. El PIB (anualizado) ha crecido 1,9% en el primer cuatrimestre del año, y se espera una mejoría para el segundo semestre. Las encuestas muestran como la actividad manufacturera y de servicios se ha mantenido estable, al igual que la tasa de desempleo (8,1%).

En el panorama internacional del 2012, las economías emergentes continúan liderando el crecimiento económico mundial. Se comenta en este reporte de Euromonitor, que aunque hay crecimiento considerable en el año 2012 para los países emergentes, este crecimiento es inferior al de los años anteriores, y este estancamiento puede estar en mucha medida asociado al impacto de la eurozona, región la cual es responsable de un cuarto del comercio mundial. China por ejemplo, en el primer semestre del año 2012, presentó la menor tasa de crecimiento y de producción industrial (9,3%) desde el año 2009, como medidas de estimulo, están planteadas la reducción de impuesto, inversión en infraestructura, y programas para motivar el consumo privado. En India, la inflación continúa acelerando el crecimiento en el índice de precios de consumo. De la misma manera, también las exportaciones han registrado un decrecimiento, y se teme una desaceleración en la demanda interna. En Brasil, aunque el primer semestre del año mantuvo un promedio de 5,9% en la tasa de desempleo, debido a la volatilidad de la devaluación del Real, que aunque promueve las exportaciones, afecta de manera negativa a las empresas que habían hecho prestamos en dólares.

No obstante, aunque los resultados de estas radiografías sean absolutamente desalentadoras, como lo sugiere el reporte WESP preliminar de las Naciones Unidas, y las sugerencia del FMI, para salir del circulo vicioso de una recesión económica regional o mundial, se requiere un esfuerzo concertado para alejarse de austeridad asociada a auto-derrota, y buscar estímulos fiscales que propicien momentos de construcción focalizados en el logro de los Objetivos del Milenio, y buscar inversiones sostenibles hacia un crecimiento económico resistente.



Maria Alejandra Gonzalez-Perez (Ph.D)
Jefe del departamento de Negocios Internacionales
Universidad EAFIT
Correo: mgonza40@eafit.edu.co


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?