Opinión

  • | 2016/08/18 00:01

    Premio al liderazgo de servicio

    Durante los últimos once años, la Universidad del Rosario ha reconocido a los mejores empresarios colombianos con los premios Mariposa de Lorenz y Ave Fénix. Este año nuevamente ha desarrollado este valioso ejercicio incluyendo un nuevo galardón, el premio Halcón Dorado al administrador rosarista del año.

COMPARTIR

Como Consiliario y Catedrático de la Universidad del Rosario, no quiero resistirme a la oportunidad de referirme en esta tribuna a la realización de la 11ª edición del Premio Empresario Colombiano del Año, en esta ocasión con el apoyo de Revista Dinero y Talengo, cuya premiación se realizará precisamente en la noche de hoy.  El Premio Empresario del Año es un  reconocimiento que realiza la Universidad de Rosario a aquellos empresarios colombianos que, con su ejemplo y con su testimonio de vida, han consolidado el crecimiento de sus empresas y organizaciones, dentro de los más altos parámetros de rentabilidad, responsabilidad social y sostenibilidad a favor de la construcción de una sociedad más productiva, más próspera y en paz.

En esta edición con el apoyo de la Revista Dinero y de la multinacional Talengo, experta en selección de talento humano, se ha realizado con todo rigor este proceso que termina con el reconocimiento en la noche de hoy de los más destacados empresarios de Colombia en 2016, en las siguientes categorías:

  1. Premio Mariposa de Lorenz, al empresario colombiano de 2016, reconciendo la perdurabilidad de las empresas colombianas y exaltando a los empresarios que han logrado, a través del tiempo, crecimientos y aportes relevantes a la construcción de un país con mayores niveles de calidad de vida, equidad y justicia social. En este premio, además de la evaluación técnica se incluye la participación activa de la sociedad en una encuesta pública diseñada para tal fin. 
  2. Premio Ave Fenix, a aquellas empresas que han logrado renacer – como el Ava Fenix de entre sus cenizas - busca destacar a la empresa colombiana que resurge y logra nuevamente perdurabilidad. Tiene por objetivo reconocer las empresas que entradas en reestructuración resurgen y generan resultados favorables en perspectivas de sostenibilidad.
  3. Premio Halcón Dorado, por primera vez este año esta categoría reconoce el impacto de los empresarios administradores rosaristas en el desarrollo de la sociedad. Se entrega a un egresado que se haya destacado por su trabajo, compromiso y por el ejercicio profesional de su disciplina y el sentido humanista infundado en la Universidad del Rosario.

 

Permítanme compartir con ustedes queridos lectores la convicción que tengo de que ésta edición del premio tiene dos notas especiales:

La primera es el énfasis, en el reconocimiento y en todo el proceso, que se ha hecho al concepto de liderazgo de servicio. Como lo expresaba, precisamente hace pocas semanas en esta misma columna, se trata de una nueva forma de comprender el liderazgo que acude a la superación del liderazgo vertical, solemne, egocéntrico, unipersonal, mesiánico, todopoderoso... para quedarnos con un concepto mucho más sencillo, más humano, que fundamentalmente sugiere servicio, impacto positivo en los otros, mejora, desarrollo personal, esfuerzo colectivo, visión, motivación e impulso de la gente, entusiasmo y optimismo, superación de la adversidad, valores, trabajo en equipo… Considero de corazón, que este esfuerzo está evidenciando la necesidad de este tipo de liderazgo en la sociedad colombiana.

La segunda nota es que la ceremonia de entrega del premio, resulta ser inesperadamente un homenaje póstumo a Juan Mario Laserna Jaramillo quien se había convertido en aliado y amigo de este premio, y quien compartía también esa idea de Liderazgo de Servicio haciéndola realidad en su propia vida, porque más allá de su brillante y destacada carrera profesional, la vida de Juan Mario fue ejemplar sobre todo por la lealtad con que vivió ese verdadero espíritu de servicio, particularmente en la última etapa de su vida.

Me siento muy orgulloso de acompañar el desarrollo de esta iniciativa que encuentra en los nominados y en los galardonados de hoy, independientemente de las instituciones en las cuales cursaron sus estudios universitarios, a dignos representantes de eso que la tradición de 363 años de existencia del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, llama: espi´ritu rosarista.  Felicitaciones a los galardonados pues con su actitud y su comportamiento han inspirado y seguirán inspirando a muchas generaciones de colombianos emprendedores, convencidos de que la única forma de crear valor en una iniciativa empresarial pasa por tener a la persona humana como el centro fundamental en la toma de todas las decisiones de la organización.

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?