Opinión

  • | 2013/04/15 16:00

    ¿Por qué la sostenibilidad es rentable para las empresas?

    Sabe usted qué significa el número 13.600.000? Es la cantidad de resultados que arroja la palabra “Sostenibilidad” en Google de términos en español (en inglés, el número asciende a 121 millones). Opinió de Carolina Oquendo C.

COMPARTIR

 En el mundo de hoy y en el l futuro cercano, el término de sostenibilidad está dejando de ser un “sería bueno tenerlo” a un “tenemos que tenerlo”, en el ámbito corporativo y en todos los aspectos de la sociedad actual.

Sin embargo, no se trata de simplemente hablar, también hay que demostrar que se es sostenible, especialmente ahora que nos movemos en un entorno donde la información fluye a velocidades impensables y en el que en cada esquina hay líderes de opinión cuestionando y auditando qué tan sostenible son las organizaciones. En otras palabras, se debe lograr que los conceptos, las herramientas y los indicadores de sostenibilidad empiecen a ser parte de la estrategia de la empresa y así los resultados no solo se midan en dinero, sino también en el impacto que la operación tiene en la sociedad y en el medio ambiente.

Las marcas sostenibles
Así como las marcas buscan crear una identidad específica, logrando que el consumidor asocie su nombre con alguna característica en especial (hasta el punto que el nombre de la empresa empieza a usarse como sustantivo), cuando se trata de asociarse con el concepto de la sostenibilidad se debe cumplir un requisito adicional: tener la capacidad de poder demostrarlo con hechos y ojalá, con validadores que hablen por la empresa, hay que ir mucho más allá del marketing.

Estas conexiones mentales se logran a través de la definición de líneas de acción y actividades con una clara orientación hacia resultados medibles y auditables. En este caso se puede hablar de reducción de huella de carbono, uso de materiales renovables, tasa de reciclaje, prácticas laborales responsables, estándares de seguridad, por sólo mencionar algunos. Finalmente la clave es saber qué se va a hacer, cómo saber que se ha logrado y como se dice coloquialmente: “cacarearlo”.

Tener este tipo de reputación, en donde el consumidor asocie el nombre de la empresa con lo sostenibile, como dice el slogan de Master Card, “No tiene precio”. Ser percibida como una empresa sostenible, logra mantener clientes fieles y comprometidos a continuar haciendo negocios (pues buscan empresas responsables), permite encontrar ahorros operativos (la mayoría de las herramientas de optimización de uso de recursos redundan en la reducción de costos de operación) y garantiza la permanencia de la empresa a futuro.

Estas son sólo algunas de las razones por las que la “sostenibilidad paga”, pues hay que entenderla no como una tendencia, sino como una herramienta indispensable de los negocios y como una oportunidad tangible para la sociedad.

Para Tetra Pak, este término hace parte de nuestro ADN desde hace varios años, pues entendemos que proteger lo bueno va más allá de un slogan, es lo que define nuestra existencia y es lo que hace de nuestros envases los líderes en sostenibilidad.

* Gerente Medio Ambiente – Tetra Pak Colombia

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?