Opinión

  • | 2016/07/22 00:01

    Pokémon Go y el arte de la innovación

    Nintendo ha hecho la jugada del año. Pokémon Go es la sensación del momento, causando euforia en millones de personas aficionadas a la famosa serie japonesa y a los videojuegos en realidad aumentada, todo, al alcance de un smartphone.

COMPARTIR

Pokémon Go se ha convertido en todo un fenómeno mundial. Es un juego de realidad aumentada para teléfonos inteligentes con sistemas operativos iOS o Android, cuyo objetivo es capturar criaturas virtuales que aparecen en lugares cercanos a la ubicación del dispositivo móvil utilizando, el GPS, la cámara y los datos de la aplicación Google Maps, para ubicar a los personajes que aparecen superpuestos a la realidad del jugador. Se espera que pronto se pueda descargar “legalmente” en Colombia.

Sin embargo, no se le puede atribuir todo el ingenio de la apuesta a Nintendo. En el 2014, Google presentó la idea bajo Google Maps para que los usuarios pudieran ver en un mapa la ubicación precisa de los pokémon en el mundo real, para facilitar su búsqueda y así, poder atraparlos usando la pantalla del terminal móvil. Esta idea sólo fue la base de una broma realizada en honor al April Fool’s Day, el día de las bromas en Estados Unidos. Para Niantic, la compañía filial de Google que fabricó el juego, fue la oportunidad perfecta para aliarse con los propietarios de la franquicia de Pokémon, Nintendo, y gestar así una gran idea de negocio.

El casto chiste de Google es hoy en día una multimillonaria idea que, más allá de ser el centro de atracción mundial por revivir los personajes de la popular serie, se podría clasificar como una estrategia clave de innovación para enaltecer las cifras financieras de Nintendo en el largo plazo, y dar un salvavidas a una compañía que se veía en un corto plazo colindante a la quiebra.

Actualmente, la aplicación cuenta con una tasa de usuarios diarios, igual a la red social Twitter, le ha retribuido a Nintendo un incremento de hasta el 25% en el valor de sus acciones, y un aumento en la capitalización bursátil de la firma en aproximadamente 7.500 millones de dólares. Aunque Pokémon Go no puede estimular de inmediato los ingresos de Nintendo, dado que el juego es gratis y la compañía no es el único inversor involucrado, esta dio un gran primer paso para ingresar al prometedor negocio de los juegos para móviles, con el fin de adaptarse al nuevo mercado de juegos, que se aleja de las consolas fijas cada vez con más fuerza.

Estimaciones realizadas por analistas de JP Morgan afirman que el juego debería alcanzar unos ingresos mínimos mensuales de casi 144 millones de dólares, para que se evidencie un impacto significativo en las cuentas de Nintendo, gracias a las caídas registradas en sus utilidades netas en años anteriores.

Según firmas de inversión, el juego podría convertirse en el primero para móviles en formar cerca de US$4.000 millones anuales, dejando atrás a dos competidores muy fuertes en este nicho como Clash of Clans, con ingresos anuales de US$2.000 millones, y el popular Candy Crush, con US$1.500 millones en el mismo tiempo.

Por ahora, ya circulan variadas críticas al juego que podrían considerarse como mejoras potenciales. Algunas de las más importantes refieren al consumo excesivo de la batería de los dispositivos, el colapso de la plataforma que origina caídas en el servidor, el requerimiento de una cuenta de Google, y la activación de la función GPS para su funcionamiento violándose la privacidad de los usuarios pues algunos datos, como contactos, documentos, archivos de Google Drive e historiales de navegación, estarían disponibles para desarrolladores de la aplicación. y también para posibles hackers, o daría la posibilidad de brindar la ubicación exacta del equipo.

Un gran problema que se percibe es el relacionado acerca de la inseguridad informática que tiene la aplicación, dadas las descargas del juego de fuentes desconocidas, pues oficialmente no está disponible aún en todo el mundo. A pesar de ello, el impacto que generó su lanzamiento en Estados Unidos, dio lugar a que personas de otros países quisieran obtenerlo sin importarle el uso de herramientas maliciosas que tienen la posibilidad de capturar información de los contactos del móvil, ubicación por GPS o libre acceso a la cámara.

Es tal el impacto del fenómeno, que la firma de análisis de datos Similar Web reveló la semana pasada, que el tiempo de uso diario de la aplicación en promedio (43 minutos) ya supera al de WhatsApp (30 minutos), Instagram (25 minutos), Snapchat (22 minutos) y Facebook (22 minutos).

Respecto a la tecnología de realidad aumentada, Niantic podría añadir la opción de llevar el juego a dispositivos como las gafas de realidad virtual para permitir el uso de comandos de voz y añadir una dosis extra de realismo a la experiencia del juego. Estos fenómenos virales son y seguirán siendo nuestro pan de cada día, si decide participar, hágalo, si no, tranquilo, ya llegará otro muy pronto que lo motive a hacerlo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?