Opinión

  • | 2015/01/14 10:30

    Precios del petróleo, ¿oportunidad para Ecopetrol?

    Con capacidad de generación de caja y acceso a los mercados de deuda, Ecopetrol debe incrementar sus reservas no solo explorando, también puede comprar otras compañías. Opinión de Camilo Díaz Urrea.*

COMPARTIR

La actual coyuntura de los precios del petróleo en los mercados internacionales ha llevado a las compañías petroleras a replantear sus estrategias de cara al 2015, en su mayoría, las empresas se han decantado por reducir sus presupuestos de inversión para el año próximo y concentrarse en activos estratégicos, así como decidirse por el desarrollo de campos en áreas tradicionales porque son menos riesgosos y sus costos operativos más bajos, comparados con campos en áreas costa afuera o que deben explotarse mediante fracturación hidráulica de las rocas – fracking – para liberar los hidrocarburos atrapados en ellas.

El declive de los precios también ha presionado el flujo de ingresos que las empresas recibirán durante el cuarto trimestre del año, estos se verán reducidos en un 40% en promedio frente al promedio del primer semestre, cuando los precios se mantuvieron sobre US$110 el barril, algunas compañías gestionaron el riesgo de mercado asociado a los precios, comprando opciones financieras de venta – opciones put – que les dan el derecho de vender a precios mayores que los actuales. Este ha sido el caso de Pemex, la petrolera estatal de México posee opciones put que le permiten vender su producción a un precio promedio de US$76,4 lo que ha permitido que sus ingresos no se desvíen sustancialmente de la meta de US$79 por barril.

Con un ritmo de crecimiento de la economía mundial bajo y persistentes riesgos de recesión o deflación en Europa y Japón; más el ascenso en la producción en lugares como Estados Unidos, Libia y Rusia, existe actualmente en el mercado petrolero mundial una mayor oferta que demanda de crudo. Los datos lo comprueban, Estados Unidos está produciendo 8,5 mbld – millones de barriles al día – un 40% más que en 2008, Rusia 9 mbld, y Arabia Saudita 9 mbld.

Lo anterior explica por qué la OPEP decidió no disminuir su producción que llega a 30,5 mbld en su reunión de noviembre. La OPEP es consciente que si contrae su producción simplemente será reemplazada en el mercado por competidores fuera del cartel, como México, Rusia o Noruega, de ahí que el Ministro de Petróleo Saudi, Ali al–Naimi, haya declarado que disminuir la producción deberá ser una acción coordinada que incluya a otros grandes productores por fuera de la OPEP.

El escenario de precios bajos parece haber venido para quedarse por un tiempo prolongado, se estima que el exceso de oferta permanecerá vigente conforme Estados Unidos avanza en su producción incluso hasta superar a Arabia Saudita. La Agencia de Información de Energía estadounidense calcula que la producción de crudo alcanzará los 12,5 mbld en 2015 desplazando a Arabia Saudita como el mayor productor mundial de petróleo, y retomando control con relación a la energía, algo que en efecto cambiara las relaciones de Estados Unidos con el mundo.

Por otro lado las divisiones al interior de la OPEP se mantienen en dos frentes. Por un lado están los países que abogan por un recorte de la producción para apuntalar los precios y mejorar sus ingresos para mantener el ritmo de gasto de sus presupuestos públicos, tal es el caso de Venezuela, Irán y Nigeria. En la otra orilla están los que prefieren mantener el ritmo de producción actual defendiendo su cuota dentro del mercado mundial, en ese grupo están Arabia Saudita, Qatar, Kuwait y los Emiratos Árabes, que además poseen inmensas reservas internacionales en dólares que les permiten capear con facilidad el actual temporal.

También se suma el hecho que dentro de la propia OPEP existe competencia por los mercados, por ejemplo, Estados Unidos redujo a cero sus importaciones de petróleo desde Nigeria lo que ha llevado a ese país a buscar compradores en Asia y Europa compitiendo por el mismo mercado con los otros miembros OPEP, sumando cerca de 1 mbld a la oferta, presionando aún más los precios en esos mercados incluyendo a India.

Bajo el nuevo escenario de precios moderados, las empresas petroleras deben ajustar sus estrategias y ser mucho más selectivas a la hora de dirigir sus inversiones de capital. Ecopetrol siendo la mayor empresa colombiana con el 60% de la producción nacional a cargo, equivalente a 760.000 bld, debe enfocarse en aumentar sus reservas comercializables – reservas P1 – pues al ritmo actual de producción solo tiene reservas para 8 años, pero desarrollar la producción comercial de un campo puede tardar entre 2 y 4 años, reduciendo su tiempo de reservas a máximo 6 años.

Ecopetrol de acuerdo con el plan de inversiones revelado el pasado 15 de diciembre tiene previsto invertir US$7.860 millones, una significativa parte de estas inversiones será destinada al desarrollo de mayor producción y búsqueda de nuevas reservas. El presupuesto aunque fue reducido un 25,8% frente al 2014 cuando alcanzó US$10.595 millones, es un presupuesto abultado si se tiene en cuenta que la reducción según la compañía está concentrada en costos y gastos operacionales.

Mantener el ritmo de inversión muestra que Ecopetrol cuenta con capacidad de generación de caja pues sus ingresos provienen un 52% de la producción y venta de petróleo, pero el 48% restantes provienen de sus actividades en el Downstream – refinación, transporte y distribución – ese segmento a pesar de la caída de los precios se mantendrá y contribuirá a mantener los márgenes operativos de la empresa.

En ese sentido la actual contracción de los precios del petróleo puede beneficiar a Ecopetrol en el largo plazo. La razón, es que Ecopetrol es el único productor de combustibles en Colombia, donde se consumen 210 millones de galones de diésel y gasolina mensuales; los ingresos por ese segmento están protegidos, porque el Gobierno fija los precios de los combustibles a través de una fórmula que incluye el precio del barril a nivel internacional, el tipo de cambio y una cláusula que impide que el ingreso al productor pueda variar más de un 3% hacia arriba o abajo con respecto al mes anterior. El efecto termina siendo que aunque el precio del crudo se contrae, el mayor tipo de cambio contrarresta esa caída, manteniendo los precios de los combustibles, mientras que los costos de refinación se disminuyen aumentando los márgenes.

Con capacidad de generación interna de caja, acceso a los mercados de deuda y grado de inversión en sus emisiones, Ecopetrol debe aprestarse a incrementar sus reservas no solamente explorando. La empresa debe analizar otras compañías de menor tamaño que con los precios actuales del crudo están sufriendo presiones sobre su flujo de caja, dificultades para pagar sus deudas y devolver dinero a sus accionistas. Comprar ese tipo de empresas que le puedan sumar reservas P1 a Ecopetrol es una opción que no debe ser descartada, en momentos donde los precios han caído 50% frente a la primera mitad del año muchos activos de pequeñas firmas independientes pueden ser comprados con descuento, y sumarse de forma inmediata a las menguadas reservas, con la ventaja de eludir los riesgos asociados a la prospección y exploración.


Coordinador Unidad de Análisis del Mercado Financiero UAMF.
Facultad de Ciencias Económicas. Universidad Nacional de Colombia.
dcdiazu@unal.edu.co
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?