Opinión

  • | 2015/09/08 05:00

    Se terminó la música y ahora las bolsas se deslizan

    El fin de la política monetaria expansiva de la FED y la caída del precio de los commodities mantendrán la tendencia bajista en los mercados de acciones.

COMPARTIR

Desde el mercado alcista que inició en marzo de 2009 los precios de las acciones llegaron a máximos históricos, el Dow Jones llegó a 18.350 puntos el pasado julio, su mayor marca desde que fue creado. Lo propio hicieron los índices de mercados emergentes como, Brasil, China, Chile, México. En Colombia el Colcap inicio su descenso desde 1.800 puntos en julio de 2014.

Aún sin que la crisis subprime llegara a su nadir los precios de las acciones subieron espectacularmente. El movimiento al alza fue logrado gracias a la intrépida política monetaria de la FED que ha mantenido las tasas de interés cerca al cero por ciento ya seis años consecutivos, más las rondas de relajamiento cuantitativo que inyectaron cerca de tres billones (millones de millones) de dólares a los mercados financieros.

El dinero barato y el impulso de la FED fueron a parar a la compra de activos financieros por todo el mundo. En los mercados emergentes la abundancia de dólares valorizó los mercados accionarios y de bonos al tiempo que se apreciaban las monedas frente al dólar. En Estados Unidos las acciones se valorizaron el 200% desde 2009, y los rendimientos de los bonos cayeron hacia mínimos que en la práctica eran rentabilidades reales negativas, elevando los precios de la renta fija - el precio de un bono es contrario al rendimiento -. En consecuencia el dólar se depreció  frente a las demás monedas.

La música que acompañó la fiesta del mercado alcista bajó su volumen desde que la FED terminó de retirar el estímulo económico en octubre del 2014. Ahora esa música se detendrá cuando las tasas de interés aumenten, algo que ya es dado como realidad por los mercados.

Esa realidad descontada es la que ha llevado a la baja desde hace un año los precios de los activos y monedas del mundo emergente, más la reciente desaceleración de china que ha impactado el precios de la matarías primas, por ende el crecimiento económico y el valor de las exportaciones, reduciendo el flujo de divisas que recibían los países exportadores de bienes básicos como Colombia.

El movimiento que está ocurriendo en los mercados es el ajuste a la verdadera realidad, donde el dinero tiene costos reales positivos lo que implica tasas de interés más altas que las actuales, y donde los inversores están liquidando sus posiciones en activos emergentes y de renta variable para pagar los créditos que usaron a tasas bajas y cubrir sus posiciones cortas en dólares - endeudarse en una moneda es igual a venderla -. En resumen se trata de la reversión de los flujos de capital desde la periferia hacia el centro.

Con eso en mente es de esperarse una tendencia bajista en los activos del mundo emergente y las acciones americanas. Los inversores más expertos obtendrán su rentabilidad de tomar posiciones vendedoras tanto en activos como en monedas emergentes. En Colombia se puede vender en corto haciendo TTV's (transferencia temporal de valores) en acciones, o vendiendo  futuros de algunas acciones del índice Colcap. Por supuesto la contrapartida son posiciones compradoras en el dólar americano. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?