Opinión

  • | 2015/12/14 00:05

    2016: El dólar fuerte y los “crowded trades”

    Los “crowded trades” son posiciones de portafolio en las que se presenta un gran consenso en el mercado acerca de la dirección de un trade particular. En general, estos se dan gracias a mega-tendencias fundamentales que son las que justifican dicho consenso.

COMPARTIR

Según Bank of America, el dólar fuerte ha sido el trade más “crowded” a lo largo del 2015. Este trade no se encuentra solo, pues existen muchos otros que dependen del incremento del dólar.  Por ejemplo, el dólar fuerte implica un incremento en los yields de los mercados emergentes, el colapso de las materias primas (en especial el petróleo), una profunda devaluación de las monedas de los países emergentes y la debacle de los mercados accionarios en los países exportadores de commodities. 

Sin embargo, estos trades tienen un elemento de fragilidad. Cuando todas las partes del mercado se encuentran al mismo lado de un “trade” pueden generarse problemas de liquidez. Es decir, si un actor importante (Fondo Soberano, Fondo Mutuo, Fondo de Coberturas) quiere salir de esta posición, el activo sufre, creando así un riesgo por la posibilidad de tener pérdidas significativas en un lapso muy corto de tiempo. 

En otras palabras, a pesar de que los fundamentales económicos que sustentan dicho trade continúen, pueden existir correcciones importantes en estos activos que constituyen un riesgo  para cualquier gestor de inversión.

El dólar fuerte y el desapalancamiento de deuda corporativa

Una de las consecuencias de la política ultra expansiva por parte de LA FED, después de la crisis del 2008, fue el incremento de las emisiones de la deuda corporativa en dólares en los mercados emergentes. 

Las corporaciones en estos mercados tomaron ventaja de los grandes diferenciales entre las tasas de financiación local versus la tasa de financiación en dólares. El Bank of International Settlements (BIS) estima que la deuda corporativa aumentó de US$6 trillones  a US$9 trillones, a mediados del 2013, en corporaciones no financieras. Un trillón de esta deuda está concentrada en los mercados emergentes.

Canales de deuda corporativa en dólares
 
 Fuente: Bank of International Settlements

Dicho comportamiento creó un nuevo canal de transmisión de la política monetaria de Estados Unidos a otras latitudes. El canal de transmisión de este tipo de crédito no son los bancos, sino los fondos de bonos y otros inversionistas institucionales que están en la búsqueda de altos diferenciales entre los tesoros de Estados Unidos y los yields de la deuda corporativa y soberana de los países en vía de desarrollo.

El problema está en que este ciclo se encuentra en reversa. Las expectativas del alza en las tasas de interés en Estados Unidos, la caída de los precios de las materias primas y la grandes devaluaciones de las monedas emergentes, han subido la prima de riesgo en la deuda soberana de los países en desarrollo, deuda “junk” y la deuda de las compañías de “shale oil” en Estados Unidos.  El desapalancamiento de deuda en USD es la fuerza más importante detrás del dólar fuerte. 

Una crisis de deuda corporativa, que se puede propagar a crisis soberana en los mercados emergentes, es un riesgo latente en el 2016. El detonante de dicha crisis pueden ser las tasas de interés reales positivas en US (Nominales- Inflación). La historia nos muestra que las crisis soberanas no vienen solas. Normalmente ocurren en grupos.

Episodios de crisis de deuda soberana en la historia
 
Fuente: Macrowise


En conclusión, la tendencia de un dólar fuerte continúa a pesar de ser un “crowded trade” sujeto a correcciones y alta volatilidad. Los más de US$1 trillón en desapalancamiento de deuda corporativa en dólares son el catalizador fundamental detrás de esta mega-tendencia.  El manejo de liquidez y la volatilidad van a ser el reto más importante para los fondos mutuos, fondos de pensiones, fondos de cobertura  con posiciones importantes de deuda emergente, “junk” y  papeles de deuda de la industria de shale oil.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?