Opinión

  • | 2015/10/28 05:00

    Tecnología y educación, motores de la economía colombiana

    Hoy en día vivimos en un mundo totalmente tecnológico, en este sentido las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han propuesto toda una “revolución” dentro de la sociedad colombiana.

COMPARTIR

Y ante esta nueva ola, el sector educativo no podía ser ajeno. Es común ver cómo miles de colombianos e incluso latinoamericanos no pueden asistir a la escuela, es decir, deben seguir una educación a distancia, la cual es una forma de enseñanza que no requiere que los alumnos acudan al centro escolar de forma presencial.

Por tal motivo, el uso de las nuevas tecnologías ha permitido la llegada al país de esta modalidad de estudio innovadora que puede favorecer el aprendizaje de cada uno de nosotros y ayudar a disminuir la tasa de analfabetismo. Este es el caso de la ‘Teleeducación’, cuyo propósito es proporcionar nuevas formas de aprendizajes que fortalezcan los conocimientos de los estudiantes a través de elementos multimedia pero de manera no presencial.

Para este fin, el Gobierno Nacional ha tratado de inspirar su uso adecuado y a través del programa ‘Computadores para Educar’ ha destinado más de 2 millones de terminales que hoy benefician a cerca de 8,3 millones de estudiantes, 300.000 docentes y 44.000 instituciones educativas públicas. En este sentido, Colombia pasó de tener 20 niños por equipo en 2010, a nueve por terminal en 2015, según datos del MinTIC.

De esta manera, cada vez más hacemos uso de las nuevas tecnologías para resolver problemas de “espacio y tiempo” vinculados con el sector de la educación. Es decir, las nuevas tecnologías nos ofrecen toda una posibilidad de comunicarnos con los alumnos que por diversos motivos no pueden asistir a las aulas de clase, cosa que hace pocos años era algo impensable.

Por ejemplo, el país está buscando la manera de promover la inclusión social de las personas en situación de discapacidad a través de las TIC. En 2014 alcanzó 152.800 descargas del software lector de pantalla ConVerTic. Un total de 27.200 personas con discapacidad visual, auditiva y cognitiva asistieron a funciones de Cine para Todos; 1.315.000 llamadas fueron atendidas por el Centro de Relevo que permite a las personas sordas comunicarse con usuarios parlantes.

Además, está entregando un beneficio tributario a las empresas que innoven: por cada $100 de inversión, se podrán descontar del impuesto de renta $175.

Entonces no cabe duda que el éxito económico y una cultura de innovación continua, dependen de la capacidad de cada uno de nosotros para seguir aprendiendo por sí mismos y de los otros.

Es por todo lo anterior que la formación con la ayuda de la tecnología plantea un nuevo horizonte para Colombia y el mundo, que permitirá romper barreras tanto físicas como temporales, adaptándose a las necesidades de cada uno de sus alumnos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?