Opinión

  • | 2015/12/13 00:05

    ¿Será que el camino si son bancos colombianos más grandes y complejos?

    Un sistema con bancos grandes transfiere el riesgo del banquero al público quienes ante un evento de rescate bancario van a tener que financiar esta actividad por medio de fondos públicos. ¿Hacia dónde debería ir la banca colombiana?

COMPARTIR

La teoría de portafolio moderna no es nada más que un modelo estadístico para entender los beneficios asociados a la diversificación y a la relación entre el riesgo y el retorno de los activos.

Junto a el CAPM y a la teoría de valoración de opciones tiene su inspiración en la tesis doctoral de un estudiante francés de inicios del siglo pasado, Louis Bachelier. Este trabajo es una primera lectura rigurosa del mercado que permitió acceder a una muy valiosa descripción de su comportamiento.

Sin embargo, el futuro exceso de énfasis en los números y la falta reflexión de las implicaciones por parte de quienes expandieron este paradigma financiero han llevado a una percepción distorsionada del riesgo, en especial en todo lo relacionado con el efecto de los eventos extremos y la sostenibilidad de las correlaciones de las diferentes clases de activos.

La teoría de portafolios ha permitido argumentar que una empresa al ser más grande va a estar más protegida ante variaciones en el ciclo económico. La idea es que si uno cuenta con negocios en varios mercados  con factores de exposición diferentes va a poder diversificar el riesgo  permitiendo a la larga una mayor estabilidad de los flujos.  

Para aterrizar el concepto, si usted está cultivando es mejor hacerlo en lugares donde el sol, el agua y el frio afecten a la cosecha de diferente forma para que si una parte de los cultivos se daña, otra pueda suplirla. Eso siempre y cuando no cultive en lugares con patrones de clima muy parecidos, o de una forma tan expansiva que haga muy difícil el control de los cultivos y muy costosa su supervisión.

Este concepto le permitió a los directivos de corporaciones gracias al sustento teórico del modelo de portafolios de Markowitz a principios de los 50´s tener argumentos “ rigurosos”  para racionalizar cruzadas de expansión global, enfocarse en la creación de imperios multinacionales y hacer crecer los balances incrementando el poder y la compensación de quienes tomaban las decisiones.

Los requisitos de rentabilidad ante una menor percepción del riesgo se hicieron  más laxos, obviando el principio de que el crecimiento es válido siempre y cuando su retorno sea mayor que el costo del capital. Uno de los sectores que ha utilizado con más fuerza esta racionalización del riesgo es el sector financiero.

La función del sector financiero es gestionar el riesgo al momento de acercar a oferentes y receptores de capital permitiendo obtener un margen aceptable para los inversionistas de la entidad.

La disminución del riesgo por medio de la diversificación es uno de los pilares de la banca, ya que entre más atomizado se encuentre el crédito en la mayor cantidad de clientes con la mayor cantidad de actividades económicas más difícil va a ser la posibilidad de pérdidas que amenacen la estabilidad de la entidad ante momentos difíciles.  La idea es que entre más grande sea el banco su riesgo disminuye puesto que la torta termina distribuida en una mayor cantidad de prestamistas.

El problema se da cuando al hacer la torta más grande esta no se parte en más pedazos sino que algunas entidades y sectores reciben pedazos más grandes. Otro problema es que al ser muy grande una entidad se hace muy difícil analizar la verdadera composición del portafolio y sus factores de riesgo, casi todos los problemas que han llevado a quiebras de bancos se dan por eventos que no parecían factibles.

La necesidad de reevaluar el tamaño de las entidades se acentúa ante el riesgo que esta inyectando el gobierno al buscar financiar su plan de infraestructura con la banca tradicional y a la falta de diversificación y gran interconectividad de los negocios en el país y en la región. Una de las grandes falencias de la teoría de portafolios es asumir que las correlaciones son constantes a través del tiempo, sobre simplificando la realidad y llevando a subvalorar el riesgo.  

Existen argumentos a favor del tamaño que complementan al de la diversificación como que al ser más grandes los bancos el mayor capital permite acceder a proyectos más grandes, sin embargo, ¿no termina siendo más sano un esquema más eficiente de sindicación?

Otro argumento es que el tamaño podría disminuir el costo de capital, ¿y qué pasa con la prima por complejidad? O al ser más grande el banco tiene mayor visibilidad para negociar con instituciones internacionales, ¿No hace esto que factores adicionales de riesgo infecten al país? Las respuestas son muy complejas y seguro existen personas mucho más capacitadas que yo haciendo el análisis.

Un sistema con bancos grandes transfiere el riesgo del banquero al público quienes ante un evento de rescate bancario van a tener que financiar esta actividad por medio de fondos públicos.

Hace poco Mohamed El-Erian en el Financial Times reflexionaba sobre la gran incertidumbre ante los supuestos de la teoría moderna de portafolio y consideraba importante ante el exceso de complejidad evaluar la reducción del número de posiciones en los portafolios. ¿Será que esta reflexión también aplica a la exposición y al tamaño del sector financiero?  

Que el secreto no se encuentre en una gran cantidad de posiciones sino en bancos más pequeños, con mayores requisitos de capital, modelos de negocio más sencillos y mayor cuidado de la exposición individual. Básicamente, hacer a la banca tradicional desde el punto de vista del riesgo un negocio aburrido, como debería ser. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?