Opinión

  • | 2015/07/01 09:00

    Seguridad, el estándar mínimo para el desarrollo de la economía IT

    Imagine un mundo en el que todo está conectado las 24 horas del día, los siete días a la semana. Este panorama abre el espectro para cibercriminales que cada vez están más atentos a sacar el mayor provecho de esta industria ilícita.

COMPARTIR

Imagine un mundo en el que todo está conectado las 24 horas del día, los siete días a la semana. En el que procesos, transacciones, operaciones, negocios y contactos están ligados a plataformas basadas en la nube a las que se puede acceder desde celulares, tabletas, computadores y otros dispositivos móviles. Bueno, esa es la realidad a la que nos estamos enfrentando desde las industrias, que en diferentes sectores ya se impone como una realidad y en otros ya viene avanzando a ritmos frenéticos.

Este panorama trae oportunidades todavía insospechadas para los negocios. Pero también abre el espectro para cibercriminales que cada vez están más atentos a sacar el mayor provecho de esta industria ilícita, que genera cerca de US$450.000 millones en ingresos solo por entregar información personal, el desarrollo de malware personalizado, envío de spam, entre otros ciberdelitos.

Al respecto, en el informe de seguridad de Cisco para 2015 se evidenció un aumento del malvertising de 250%, ataques con descargadores más frecuentes, más de 50% de los navegadores desactualizados (con sus respectivos parches de seguridad), y la lista sigue y sigue.

De igual manera, un estudio de PwC evidencia que los incidentes de seguridad se incrementaron en un 64% en 2014 y las organizaciones de tamaño medio se enfrentan a los mismos retos que las grandes empresas cuando se trata de proteger su red y sus datos. En gran parte, esto se debe a que sus plataformas son viejas y en muchos casos obsoletas cuando de seguridad se trata.

Lo que parece todavía más delicado es que hay métodos ineficientes en el control, actualización, eliminación y actualización de protocolos ante amenazas y ataques de seguridad, lo que lleva a que los delincuentes a tener oportunidades sin precedentes de acceso a información personal y corporativa significativa, impactando los negocios y la que desde ya se ubica como la economía del futuro.

El llamado debe entonces ir en tres direcciones. Por una parte estamos las empresas del sector TI que debemos mantener la investigación y desarrollo de soluciones de seguridad que permitan a la creciente economía digital tener las garantías necesarias para su crecimiento. Así mismo, es fundamental que los empresarios apuesten a soluciones de seguridad de extremo a extremo y consideren esta área como parte crítica de su operación no solo luego de haber sufrido un ataque, sino de manera preventiva e inmediata, lo que se traduce en políticas claras y concisas que prevengan posibles ataques futuros.

La infraestructura debe seguir creciendo, pero esto no solo debe ser en capacidad y agilidad, sino en disponibilidad y seguridad, para garantizar una economía digital robusta y bien resguardada.

Finalmente, los usuarios, corporativos y naturales deben tomar la mayor cantidad de precauciones posibles para manejar la información personal, financiera y corporativa para proceder de la mejor manera en este sentido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?