Opinión

  • | 2015/08/24 05:00

    ¿Qué se puede comprar cuando todo cae? Constructores pueden ser una oportunidad

    El mercado accionario estadounidense sigue en una tendencia negativa, esto unido al entorno de incertidumbre global hace que la toma de riesgo sea baja.

COMPARTIR

Los miedos de los inversionistas a la suba de tasas de la Reserva Federal en septiembre los está haciendo más cautelosos, mientras que los problemas financieros en el resto del mundo, incluyendo a Grecia, Brasil y China, hacen que la aversión al riesgo haya aumentado a niveles muy altos.

La última semana el mercado tuvo su peor día en 18 meses con los inversionistas que buscaron refugio en bonos.
También tienen cautela por la crisis en las monedas de mercados emergentes y la baja de los commodities, pensando que puede ser en realidad una señal de un malestar global más grave.  

Uno de los movimientos de flujo de inversionistas globales se dio hacia las acciones representativas de la industria de la construcción de EE.UU. En lo que va del año, los ETF representativos del sector han tenido un incremento de US$461.900 millones en activos, es decir  un crecimiento de más del 32% desde finales de diciembre de 2014. Y en la última semana únicamente un crecimiento del 7%.
 
El caso a favor de la construcción

Por un lado, la economía de EE.UU. sigue mostrando factores y cualidades de mejora, favoreciendo la actividad en bienes raíces y construcción. Es por eso que los índices y acciones relacionadas al sector de construcción en EE.UU. se han beneficiado recientemente de esta tendencia.
 
Por otro lado, mientras las tasas de interés siguen manteniéndose cercanas a los bajos históricos que venimos viendo en los últimos años y con una tendencia bajista, el financiamiento de la construcción es más atractivo.

Los constructores por su parte, ya sobrevivieron la crisis del 2008 y se encuentran financieramente mas estables. Las cifras de ventas de viviendas siguen en niveles de la pre-crisis, mostrando una clara recuperación.

La cautela

La suba de la Reserva Federal de las tasas de interés como se espera en Septiembre, constituye una amenaza a la actividad de créditos de hipotecas. La gravedad de la amenaza dependerá del salto cuantitativo que la organización decida hacer.

Además, los constructores como corporaciones tienden a ser inversiones menos interesantes al largo plazo, ya que su desempeño esta muy relacionada al ciclo económico y los movimientos de las tasas de interés.  

Finalmente, el ETF representativo de la industria de tiene sólo un 35% de exposición a constructores, y se encuentra ahora en una tendencia alcista de sobrecompra. El resto, son empresas de remodelación y muebles, entre otros.
 
Todos estos factores hacen ver que la industria de construcción no ha sufrido hasta ahora por los debacles globales y puede llegar a ser que el tradicional pensamiento de inversión en “ladrillos” tiente a los inversionistas en los próximos meses. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?