Opinión

  • | 2015/07/24 05:00

    El dólar, ¿perdiendo estatus?

    Desde el Renacimiento aproximadamente cada siglo la moneda de referencia mundial ha ido cambiando. ¿Le está pasando lo mismo al dólar?

COMPARTIR

El dólar ha sido la referencia del comercio internacional durante la mayor parte del siglo pasado. Hasta la formación de la zona euro alcanzó su máximo suponiendo el 71% de las reservas oficiales de divisas. Desde entonces su relevancia se ha reducido hasta un 62,9% en 2014.

Sin embargo, el dólar está perdiendo poco a poco su estatus de moneda de reserva indiscutible del mundo. Éste no es un evento inusual en la historia. Aproximadamente cada siglo desde el Renacimiento la moneda de referencia ha ido cambiando. Portugal, España, Países Bajos, Francia y Gran Bretaña han tenido monedas dominantes en diferentes momentos.

A principios de 2014, Justin Yifu Lin, ex economista jefe del Banco Mundial, culpó al dominio del dólar de las crisis económicas globale
s y dijo que debe ser eliminado como moneda de reserva mundial. Según Lin, la solución sería sustituirlo por una moneda global.

En los últimos meses, varios países como Rusia, China, India y Turquía, han decidido abandonar el dólar en su comercio exterior, pagando con oro u otros acuerdos sobre divisas. Con cada vez menos países y organizaciones que utilizan el dólar para liquidar transacciones internacionales, poco a poco se va suavizando la hegemonía del dólar. China está en el epicentro y está haciendo un progreso continuo en cerrar negocios fuera del marco del dólar.

La más reciente culminación de esta tendencia es la creación del Asia Infrastructure Investment Bank (AIIB), un rival liderado por China para el Banco Mundial y el FMI, que incluye 57 países fundadores y US$ 100 mil millones de capital. EEUU no es miembro y ha cabildeado activamente a sus aliados para evitar que se unan debido a los problemas de gobernanza percibidos.

Otros acuerdos de China incluyen: una alianza energética con Rusia a 30 años por US$ 400 mil millones, un segundo acuerdo de energía también con Rusia enfocado al gas natural por US$ 284 mil millones, y un acuerdo de eliminación de aranceles sobre el 85% de las exportaciones de productos básicos de Australia a China. Además, China y Rusia han acordado pagarse unos a otros con sus monedas nacionales con el fin de eludir el dólar.

No son sólo los chinos los que están empezando a cuestionar la viabilidad del dólar. Un informe publicado en 2010 por Naciones Unidas pidió el abandono del dólar como moneda de reserva única. El Consejo de Cooperación del Golfo también ha expresado su deseo de una moneda de reserva independiente.

En el corto plazo, sobre todo con un mercado de valores chino a la baja y una Eurozona con complicaciones, el dólar probablemente reine. Le queda camino al yuan para ser moneda de reserva mientras los controles de capital se mantengan y el mercado de bonos no esté abierto y no sea transparente para los inversores extranjeros. Sin embargo, Pekín está actualmente analizando la manera de internacionalizar el yuan, y cada paso que dé le llevará más cerca a desafiar la hegemonía del dólar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?