Opinión

  • | 2015/06/26 05:00

    ¿Cuál es el nivel óptimo de desigualdad?

    Un reciente informe del FMI establece que si los ingresos del 20% más rico de un país suben un 1%, el PIB cae un 0,08% en los cinco años siguientes.

COMPARTIR

Es lógico pensar que una enorme desigualdad merme el crecimiento de una nación, porque los más extremadamente ricos a partir de un umbral (aunque sea muy elevado) ya no invierten en tejido productivo ni consumen, sino que ahorran los excesos. Sólo si estas situaciones generasen parón económico, tendría sentido el impuesto del patrimonio, en otro caso es injusto en mi opinión volver a gravar un patrimonio que ya tributó cuando se generó.

En contraste, si dichos excesos estuvieran más razonablemente repartidos seguramente generarían economía. No obstante hay más motivos. Los altos niveles de desigualdad afectan directa e indirectamente a los determinantes del crecimiento a través de sus efectos sobre la inversión, el capital humano, la fecundidad y otras variables que distorsionan el potencial de la economía.

El extremo contrario también es negativo para el crecimiento, prueba de ello son los resultados de las economías planificadas. Nadie crearía empresas, sólo el Estado, y los resultados están a la vista. Los altos niveles de redistribución y tributación asociados, afectan el crecimiento al desincentivar a los agentes económicos de realizar actividades productivas, limitar la acumulación de capital productivo, restringir la inversión debido a los altos niveles de tributación y evitar que las personas se apropien de las ganancias de sus actividades productivas.

Como bien sabemos la desigualdad se mide con el coeficiente de Gini, en una escala de 0 a 1 donde 0 representa la igualdad perfecta y 1 que todos los ingresos de una sociedad son de un solo individuo.

Dado que tanto la excesiva igualdad como la alta desigualdad dañan el crecimiento, tiene sentido pensar que haya una Tasa Óptima de Desigualdad (TOD). Por eso me ha parecido muy interesante el reciente estudio de la UNAM: ¿Existe una Tasa Óptima de Desigualdad?

El informe establece dicha TOD en un coeficiente de Gini del 0,39. Esa tasa equivale aproximadamente a la de Portugal. El país más equitativo es Suecia con 0,23 y el más desigual Namibia con casi 0,71. España tiene 0,32, Estados Unidos 0,45 y Colombia 0,58.

No voy a discutir que la TOD esté en 0,39, pero lo que sí está claro (al margen del crecimiento) es que los países escandinavos lideran siempre los rankings de calidad de vida y felicidad. Por lo que viendo donde están estos países en la clasificación, en mi opinión desde un punto de vista más humano parece lógico pensar que una tasa óptima esté en el entorno de 0,26.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?