Opinión

  • | 2015/11/24 00:05

    Instituciones, ajuste y retos del programa de infraestructura

    En una discusión interesante convocada recientemente por Fitch Ratings en Bogotá se destacaron las fortalezas de la economía colombiana.

COMPARTIR

En particular, la calificadora envió un mensaje de comodidad respecto a la calificación y la perspectiva de Colombia (BBB, estable) e hizo énfasis en que no veía necesidad de cambio de su visión sobre el país.

Muy en línea con el análisis que presentamos la semana pasada en Situación Colombia,  hicieron énfasis en la fortaleza institucional del país. Destacaron la credibilidad de la política macroeconómica, el nivel de reservas internacionales, la devaluación como elemento de ajuste automático y el uso del margen de maniobra de la política fiscal. 

En este último punto hicieron énfasis en la gran rigidez que existe y por eso mismo ponderaron bien el haber logrado maniobrar pero también lo incluyeron como uno de los grandes retos de corto y mediano plazo. 

Siguiendo con los retos destacaron las ventajas de mediano y largo plazo del acuerdo de paz pero también que eso generará rigideces en el corto plazo. Una visión que comparto, pero ante los beneficios del acuerdo las rigideces que imprima sobre las cuentas fiscales serán pequeñas. Los otros retos que destacaron son el de la baja competitividad del país y en particular en su infraestructura.  

Con estos cerraron el análisis macro que me pareció dice cosas sobre sus expectativas y tendencias y abrieron la puerta para la discusión acerca de las obras de infraestructura de cuarta generación que era el corazón de la reunión. En este tema quedó en el ambiente que aún, a pesar de los grandes avances institucionales y de operatividad, quedan muchos retos pendientes. 

En conjunto el programa tiene mucha coherencia y avanza pero aún hay incertidumbres sobre la operatividad del marco contractual, la capacidad de ejecución y el cierre de la financiación para todos los proyectos. La sensación al escuchar la discusión es que estamos aprendiendo a operar con la nueva institucionalidad y en el camino nos van a ir a aparecido temas pendientes.

Por ahora el mayor riesgo que hay que estar mirando es el pre-operativo en lo que tiene que ver con la construcción y puesta en marcha y dejar para después los operativos relacionados con riesgo de tráfico. A cada día su propio afán. 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?