Opinión

  • | 2015/08/01 05:00

    La pesadilla de los gerentes de tecnología

    La mayoría de quienes manejan las áreas de sistemas en las empresas, sin importar si son empresas pequeñas, medianas o grandes, están teniendo un problema en la forma cómo los usuarios están viendo la tecnología hoy.

COMPARTIR

El caso perfecto para ilustrar este problema me lo contó un amigo hace un par de meses. Él es el director de sistemas de una empresa grande en ciudad de Panamá.

Comentó que un día, uno de los vicepresidentes de la empresa se le acercó y le dijo, que quería tener la extensión de su oficina instalada en un App de su celular. Mi amigo le respondió que no era posible, pues aunque en la empresa tienen telefonía IP, ni el estándar que usan ni el esquema de red que manejan, les permitirían hacer algo así, y en caso de hacerlo habría que cambiar tantas cosas, que el costo sería muy alto.

La respuesta que el vicepresidente le dio a mi amigo ilustra mi punto, pues este le dijo que no entendía cómo era posible que ellos invirtiendo tanto dinero cada año en tecnología, no pudieran hacer algo que él ya podía hacer en su celular completamente gratis (había instalado skype). Y no solo podía hacer llamadas a teléfonos en todo el mundo, sino que además podía llamar a su asistente en la oficina al PC que ella tiene, y usar hasta la cámara de video del celular para ello.

Las empresas tienen un aparataje de tecnología basado en la compra de hardware, y en aplicaciones que toman tiempo en desarrollarse, además de un departamento de IT que les da un soporte buscando estabilidad. En cambio los usuarios están siendo expuestos a un esquema donde las cosas se hacen de forma ágil, los cambios ocurren rápidamente, las plataformas son ubicuas, lo que veo en mi PC, lo veo en mi tablet y en mi celular y encima casi siempre la cosa es “gratis” o a un precio muy reducido.

Los encargados de sistemas son vistos como los “lentos” , los “malos”, personas que solo saben decir que “no se puede” o que es “muy costoso”, o en los cuales se “gasta un montón de dinero” y no producen nada parecido a Google.

Esta distorsión está comenzando a cambiar el mercado, los jefes de sistemas están tomando uno de estos caminos o se frustran y se van, o se imaginan que son una especie de “empresa de servicios interna” y cambian el esquema de trabajo que los orienta.

Los gerentes tienden a pensar que cualquiera que hace una página web, puede hacer una aplicación para manejar una empresa, que comprando un software de gestión contable, resuelven los problemas de gestión de su empresa y que un ingeniero de Google cobra US$ 800.

Si los gerentes quieren que sus encargados de sistemas sean ágiles, deben revisar primero si su empresa tiene procesos ágiles, la tecnología es un potenciador, pero no puede por sí sola cambiar la cultura y la visión empresarial.

Mientras sea más fácil llamar al contador y pedirle una cifra que lograr que los mandos sean verdaderos usuarios avanzados de las herramientas TIC. Y los informes y las cifras se queden encima de los escritorios y nunca se usen para tomar decisiones. Entretanto los ejecutivos se nieguen a capacitarse en las herramientas TIC y mientras el encargado de sistemas , sin importar si es un vicepresidente, gerente o director, sea visto como “el encargado de las PC” y no como alguien crucial en el staff de la compañía, los sistemas nunca serán realmente relevantes en las empresa.

En estos casos jamás logrará usar la tecnología a su favor, y esta será vista siempre como un gasto y no como una inversión.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?