Opinión

  • | 2015/07/27 05:00

    Japoneses se recogen las mangas y prometen ganancias

    Las grandes corporaciones japonesas están hace varios años bajo presión creciente del gobierno y otros jugadores del mercado para mejorar sus rendimientos.

COMPARTIR

El interés de Japón en reformas corporativas proviene en una forma indirecta de la crisis financiera global. En su momento los bancos mantenían una posición de deuda mucho menor que los bancos estadounidenses, lo que les evitó los efectos inmediatos de la crisis. Pero los efectos posteriores fueron desastrosos.

La Reserva Federal bajó las tasas de interés y realizó compras masivas de bonos para mantener los costos de préstamos bajos y revitalizar la economía
. Esas acciones redujeron el atractivo del dólar: antes de la crisis, un dólar equivalía a 120 yenes, a finales del 2011, el cambio estaba en 80 yenes. Durante estos cambios, las exportaciones de Japón bajaron a casi la mitad y el país mantuvo por primera vez en 30 años un déficit comercial.

Ahora, el primer ministro Shinzo Abe puso en 2012 un plan agresivo de estímulo gubernamental, combinado con una reforma institucional. Parte de esa reforma implicaba trabajar con las corporaciones para que inviertan su efectivo y mejoren sus retornos para ser mas competitivas globalmente, provean mas empleo localmente y generen mejores retornos impositivos.

Los inversores, por su parte, han estado pidiendo una reforma corporativa con cada vez mas énfasis, mientras que la compra de acciones japonesas ha ido de menos del 5% en 1990 a más del 30% el año pasado.

Las grandes corporaciones como Hitachi, NTT y Toyota están pasando por reformas importantes que prometen posibles ganancias de hasta el 30%. Esto se ha dado porque estas corporaciones han sido forzadas a descartar negocios débiles, diversificar sus gerencias antes colmadas de japoneses muy tradicionalistas y poner su efectivo a trabajar a través de la distribución de dividendos.

Los márgenes operacionales de Japón se expandieron del 5% al 7% el año pasado y se espera que se sigan expandiendo, ya que hay mucho espacio para mejorar. Empresas prometedoras son aquellas que han presentado señales o anuncios de reformas pronto como Hitachi, Nippon Telegraph & Telephone y Toyota Motor. En comparación, los márgenes de EE.UU., mientras se mantienen a casi el doble, han cambiado muy poco en los últimos años.

En lo que va del año el Nikkei ha generado una ganancia del 19%, en comparación con un 4% del S&P 500 de EE.UU. Varios economistas presentaron estimados que ponen a las ganancias del 2015 de Nikkei en un a ser un 45% más altas que las de hace dos años, en comparación con un crecimiento del 8% de EE.UU. No esperamos ver que los retornos de Japón lleguen a los niveles estadounidenses en el futuro cercano, pero simplemente llegar a niveles de Francia pondría a las ganancias del Nikkei un 45% por encima del nivel actual.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?