Opinión

  • | 2016/01/18 00:01

    Materias primas: la burbuja del pánico

    ¿Nos encontramos en medio de una burbuja en materias primas?¿ Cuáles serían las oportunidades de inversión dadas las condiciones actuales del mercado en el mundo? Descubra cómo aprovechar la coyuntura actual.

COMPARTIR

“Sé temeroso cuando los demás son ambiciosos, sé ambicioso cuando los demás tienen miedo” - Warren Buffett

Las burbujas se conocen como episodios de euforia donde el precio de un activo sube y por este hecho, todo el mundo se siente atraído a comprar más. Dicho proceso de euforia colectiva acelera el proceso de subida, creando un ciclo de auto refuerzo (burbujas positivas).

Las burbujas no son sólo episodios de euforia, también son episodios de pánico. En este sentido, representan situaciones donde, por ejemplo, toda la gente vende un activo financiero porque el precio está cayendo, acelerando de esta manera la caída de los precios del mismo (burbujas negativas).

Las burbujas  positivas y negativas tienen dos características comunes: 

  • El efecto manada: Todo el mundo toma las mismas decisiones de inversión. La manada se siente tranquila al estar de acuerdo con el consenso. Matemáticamente esto significa alta correlación en diferentes clases de activos (actualmente monedas emergentes, acciones de países exportadores de materias primas, bonos corporativos Oil & Gas, materias primas).
  • Retroalimentación positiva: Comprar porque el mercado está subiendo o vender porque está cayendo es un proceso de auto refuerzo que es inestable. Es decir, dicho comportamiento no es sostenible en el tiempo.

Según Didier Sornette y Peter Cauwels, del Observatorio de Crisis Financieras de ETH Zürich (líderes en investigación sobre burbujas financieras), los commodities se encuentran en territorio de burbujas negativas.  Según sus monitores, el 45% de los índices de commodities -energía, agricultura y metales- muestran señales de burbujas negativas. También hay señales de burbuja negativa en activos relacionados como los bonos de compañías en “oil and mining” e índices de acciones de países exportadores de petróleo y gas, como Colombia y Ucrania. El índice con señal de burbuja negativa más fuerte es el de Gas Natural.

 Materias primas

Desempeño de activos financieros relacionados con el petróleo. Fuente: Bloomberg, adaptación: Macrowise

Oportunidades tácticas en un episodio de burbuja negativa

En Macrowise vemos muchas oportunidades tácticas en un episodio de burbuja negativa. (Vale aclarar que estas estrategias deben ser hechas por inversionistas profesionales y están sujetas a factores de riesgo que necesitan un análisis mucho más detallado). 

  • La más evidente es apostar por el rebote. Si las burbujas son inestables tiene sentido apostar por el rebote en el petróleo y el gas natural. Sin embargo, esta apuesta es riesgosa, puesto que los picos en una burbuja son intensos y se requiere tener liquidez suficiente para sobrevivir la volatilidad. Una manera de implementar esta estrategia es tomar exposición en forma gradual (escalera). Tal vez, la mejor señal para implementar esta estrategia es ver la portada de The Economist alusiva al colapso del precio del petróleo.
  • Apostar por la disminución del efecto manada. Las estrategias de valor relativo son una buena manera de apostar a la disminución de las correlaciones. Estrategias del tipo comprar en largo un activo del sector petrolero con buenos fundamentales, o vender en corto un activo con malos fundamentales es útil para proteger a los inversionistas de la alta volatilidad del crudo, al mismo tiempo que la estrategia captura el diferencial de valor. Hay varias maneras de hacer esto, por ejemplo: estar largo en petróleo (futuro) y vender en corto una canasta de compañías productoras estatales altamente endeudadas es una estrategia interesante. Esta estrategia tiene retornos positivos en dos escenarios: el primero, si la industria de Shale Oil quiebra. El segundo, el caso en el que se intensifique el conflicto en el Medio Oriente y que como resultado, afecte la producción de Arabia Saudita o Rusia. En un escenario alternativo, si el colapso del petróleo continúa, su precio nunca va llegar a 0 porque las materias primas tienen un valor intrínseco, mientras que las compañías sí pueden terminar en quiebra. Otra estrategia de valor interesante es comprar en largo una canasta de compañías como Schlumberger, Halliburton o Baker Hughes, que tienen alta eficiencia corporativa y bajos niveles de deuda, y vender en corto compañías donde el Estado es accionista mayoritario (Petrobras, Ecopetrol, entre otras) y tienen baja eficiencia corporativa.
  • Metales monetarios (oro y plata): Ray Dalio, el director de Bridgewater, el fondo de inversión más grande del mundo, tiene una frase que vale la pena recordar “el que no tenga un oro en su portafolio no ha aprendido ni historia, ni economía”. ¡Invertir en oro es una cobertura obligatoria en un mundo que se encuentra en medio de la guerra de monedas más grande y sofisticada de la historia!

 Oro vs petróleo

Precios del Brent comparados con precio del oro desde el 2012.  Fuente: FED, Bundesbank

En el periodo 2005-2009 la economía desconfiaba del gobierno, existía miedo a una guerra con repercusiones mundiales y el crecimiento mundial era débil. Dichos factores propiciaron un boom en el precio del oro. Desde el 2012, la percepción es totalmente opuesta, la economía americana se recuperó, el Gobierno de los Estados Unidos retiró sus tropas paulatinamente de Iraq- Afganistán y empezó la expectativa por las subidas de tasa de interés que conducirían a un dólar fuerte.

En el 2016 el ciclo se repite. Hay temor a que el conflicto en Siria escale a una guerra entre Arabia Saudita e Irán con repercusiones internacionales. Por otro lado, el bajo crecimiento de China, sumado a la probable devaluación de su moneda (RMB) podría aumentar la probabilidad de una recesión global. Esto crearía un escenario muy parecido al que impulsó los precios del oro en el pasado y los bonos del tesoro en Estados Unidos.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?