Opinión

  • | 2016/01/27 00:01

    Colombia estancada en la competitividad global

    Los resultados de The Global Competitiveness Index, en el cual se evalúan anualmente a 148 países frente a sus factores más problemáticos para hacer negocios demuestran que Colombia no pasa la prueba en aspectos como credibilidad de sus instituciones, infraestructura, salud y educación.

COMPARTIR

Tal y como lo comenté en la columna anterior, el plan de gobierno del Presidente Santos parece estar encaminado a trabajar en los aspectos  que no fueron bien calificados en este estudio, en el cual ocupamos el puesto 69 de 148, una calificación de 4,2 sobre 7 en el ranking general de competitividad global.  De ahí el interés del Gobierno en crear el Estatuto Anticorrupción que endurece las penas a los corruptos tanto del sector público como privado, mejorar la infraestructura del país y la deficiente calidad  de la salud y la educación. 

Lea también: ¿Competitividad o Status Quo?

De nuevo hago referencia al estudio porque considero que es un claro diagnóstico de lo que nos está pasando y nos puede llegar a pasar como país si no tomamos conciencia de los aspectos que nos están dejando relegados frente a los más competitivos del mundo, con sus funestas consecuencias  si no se toman medidas urgentes.  

En el ranking de 2011 a 2012 ocupábamos el puesto 68 de 148 y del 2012 al 2013 el puesto 69, en el cual nos mantuvimos del 2013 al 2014, es decir estamos estancados. Si comparamos estos resultados con los sistemas de calificación de la escuela secundaria, es como sacar un 6 sobre 10, ósea pasamos  “raspando” en la tabla general, pero rajados en aspectos determinantes para el desarrollo de un país.   

El estudio evalúa a los países a través de 12 pilares, en los cuales determina la competitividad en diversos factores. Estos son: instituciones, infraestructura,  entorno  macroeconómico,  salud y educación primaria, educación superior y entrenamiento, eficiencia en el mercado de mercancías, eficiencia del mercado laboral, desarrollo financiero del mercado, desarrollo tecnológico, tamaño del mercado, sofisticación del mercado y, por último, innovación.  Voy a referirme con más detenimiento a aquellos  en los cuales tenemos mayores falencias y en los que resultamos mejor evaluados.

Instituciones (Puesto 110 de 148). Es uno de los aspectos que más nos baja el promedio general porque en este Ítem se evalúa el grado de corrupción del país, el favoritismo en las decisiones gubernamentales, el costo del terrorismo, el costo del crimen organizado y la violencia, la eficiencia de las corporaciones oficiales, con lo cual el resto del mundo nos ve como un país con un alto grado de corrupción, ineficiente y burocrático.

Infraestructura (Puesto 92 de 148). Entre los aspectos peor calificados están la calidad de los puertos y la infraestructura fluvial, férrea y de carreteras.  

Entorno macroeconómico (Puesto 33 de 148). Fue el mejor aspecto evaluado, equivale a un 8 sobre 10 en el colegio.  Entre las razones está que Colombia es un país visto como estable, con un buen manejo del entorno, en lo relacionado con la tasa de cambio, el crecimiento del producto interno bruto, la inflación, la deuda del gobierno y la calificación del crédito.

Salud y educación primaria (Puesto 98 de 148). Aspecto calificado como deficiente, por la poca disponibilidad de colegios y profesores y por presentarse en el país  un número significativo de casos de malaria, lo cual es un indicador de los problemas de salud. Podríamos decir que en este tema salimos “rajados” en la mayoría de los aspectos evaluados.

Educación superior y entrenamiento (Puesto 60 de 148). Estamos un poco más abajo que el promedio de muchos países pues en Colombia la cobertura en educación superior  y en estudios directivos y doctorales sigue siendo baja.

Eficiencia en el mercado de mercancías:(Puesto 102 de 148). Aun peor evaluados resultamos en todo lo relacionado al número de importaciones con respecto al PIB, lo que significa que estamos importando bienes intermedios, lo cual no se justifica. Colombia sigue siendo un país proteccionista, pero en el que aun así hay  muchos industriales quebrados, lo cual debela que ante la pésima infraestructura del país, nuestro mercado es ineficiente y poco competitivo. Por ejemplo, en este mismo pilar, en el aspecto denominado Agricultura obtuvimos una pésima calificación a pesar de ser un país considerado como agrícola.

Eficiencia de mercado laboral (Puesto 87 de 148). Es una calificación bastante baja. En este sentido influyen varios aspectos, los empleados encuentran que los incentivos son pocos. En Colombia las personas naturales pagan impuestos muy altos con referencia al resto del mundo, pero también hay problemas en la productividad, los empleados pierden mucho tiempo conversando y realizando otras actividades en las horas laborales. Sin embargo el ratio de la mujer en el trabajo, fue mejor que el del hombre, es más dedicada. En cuanto a la capacidad de atraer y retener talento, también estamos por debajo del promedio ideal, al igual que en las prácticas de contratación y despido, en lo cual seguimos siendo ineficientes.

Desarrollo financiero del mercado (Puesto 63 de 148). Frente al tema de impuestos, sí que estamos rajados. En primer lugar porque al tener impuestos tan altos estamos alejando a los inversionistas y porque esa circunstancia, sumada a otros aspectos como la corrupción, también hace que el recaudo de impuestos siga siendo un tema ineficiente. En este sentido el objetivo es el de alinearnos a los países de la Ocde que agrupa a 34 países en un circulo virtuoso, entre ellos Alemania, Austria, Francia, Canadá, Estados Unidos, México y Chile, que promueven el bienestar económico y social de las  personas  alrededor del mundo, logrando una tributación más justa, en la cual los impuestos se calculan sobre los dividendos, no sobre el patrimonio.  

Preparación tecnológica (Puesto 87 de 148). Es una calificación bastante regular, en la cual  nuestro gran lunar  es la disponibilidad de las últimas tecnologías. Entre los otros temas que aquí se evaluaron está el número de suscriptores a banda móvil que aún sigue siendo menor al que se debería, deficiencias en el ancho de banda para móviles y un aspecto denominado “Absorción de Tecnología de primer nivel”, en el cual también estamos rajados. 

Tamaño del mercado (Puesto 31 de 148). Colombia es un mercado bueno e importante. En el aspecto “Orientación al consumidor” logramos una buena posición. Es importante resaltar la eficiencia del mercado colombiano, aunque aún sigue siendo un país mal calificado en la creación de empresa a pesar de haberse hecho un trabajo importante en este sentido. Así mismo en la cooperación laboral entre empleados y empresarios  también hemos mejorado.

Innovación y factores sofisticados (Puesto 69 de 148). Nos rajamos, comparados con el resto del mundo, estamos en la mitad de la tabla.  Nos falta mucho por la baja disponibilidad de científicos y buenos ingenieros.  En cuanto a la calidad de instituciones científicas  y la capacidad de innovación también estamos en lugares muy por debajo del de países desarrollados. En aspectos como la inversión de las empresas en investigación y desarrollo o en patentes los resultados son muy deficientes y hay mucho por trabajar.

En el aspecto de sofisticación de los negocios, estamos bien calificados en calidad y cantidad de los proveedores, pero nos rajamos en nuestras estrategias de marketing. Al igual que en pocas estrategias y desarrollos de clúster en el país.

Después de mostrar a grandes rasgos los aspectos aquí referenciados, el mensaje para los empresarios es claro: ¿Si ustedes fueran el Presidente de la República, en qué pilares harían la mayor inversión para poder hacer de Colombia un país competitivo?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?