Opinión

  • | 2015/11/18 00:05

    ¡La nube seguirá creciendo por los cielos!

    El tráfico global de la nube crecerá cuatro veces más de lo que evidenciamos hoy, es decir, pasará de 2,1 a 8,6 zettabytes (ZB) y será más de cuatro quintas partes (83%) del tráfico del total de los centros de datos.

COMPARTIR

Para que nos demos una idea del crecimiento exponencial al que tendremos que enfrentarnos muy pronto: un zettabyte (ZB) representa diez veces el tráfico de lo que circuló en todo internet en 2005, además, es equivalente a la información total que podría procesar 20 cerebros humanos durante su vida.

Estos fueron algunos de los datos relevantes que reveló el Quinto Índice Global de la Nube (2014-2019), estudio que determina el impacto de diversos factores que se están generando en el mundo y que han permitido que esta proyección se vaya a producir en pocos años. 

Entre las causas que dicho informe sostiene como las de mayor impacto es el gran impulso de la nube a nivel mundial, el almacenamiento personal en la nube, los servicios de nubes públicas, así como cargas de trabajo más densas en la nube privada. 

Otra razón que nos brinda este estudio es la inminente llegada del Internet de Todo (IoE, por sus siglas en inglés), ya que esta tendencia a la que están enfocadas las ciudades y las industrias tendrá un alto impacto en el tráfico de los centros de datos y la nube en los próximos años. 

Los diferentes usos del IoE generarán un gran volumen de datos que según Cisco llegarán a 507,5 ZB por año, 42,3 ZB por mes para 2019. Hoy en día, solo una pequeña porción de este contenido se almacena en los centros de datos, pero eso podría cambiar a medida que la demanda de aplicaciones y el uso de analítica de big data evolucione.

De acuerdo con esta investigación, otros factores que impactan el crecimiento de la nube y el tráfico en los centros de datos son el aumento de las conexiones de máquina a máquina (M2M), que tiene el potencial de generar más tráfico en la nube en el futuro. 

Adicionalmente, el Quinto Índice Global de la Nube (2014-2019) destaca que hay factores que van a verse reflejadas en los próximos cinco años, que serán el impulso de este crecimiento sostenido. Entre estos factores está la demanda de nubes personales desde dispositivos móviles; el crecimiento de los servicios de nube pública para empresas y negocios; el aumento de la virtualización en las nubes privadas. Lo que no se puede desconocer permitirá un incremento significativo en las cargas de trabajo. 

Y es que la nube se ha convertido de a poco en la solución ideal para el sector público y privado que está pasando de crear y desarrollar entornos de nube en proyectos específicos a depositar la confianza de sus negocios y de sus cargas de trabajo en temas críticos de las operaciones y procesos. 

Pero de igual manera, la llegada de la nube impacta a clientes, consumidores y ciudadanos que siguen en la búsqueda de acceso por demanda, esto desde cualquier lugar y en cualquier momento para tener sus contenidos y servicios a la mano. Es en este sentido, donde los operadores tendrán grandes oportunidades ya que la nube jugará un rol relevante en el ecosistema de las comunicaciones.

En definitiva,  todo este panorama nos permite visualizar la nube desde otro sentido y es entender que más allá de ser una tendencia hoy se ha convertido en una solución estándar a nivel mundial para empresas públicas y privadas. Es tal vez por esta razón que se espera que el tráfico en la nube crezca más del 30% en todas las regiones del mundo en los próximos cinco años. ¿Su negocio ya está en la nube?
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?