Opinión

  • | 2015/08/18 05:00

    De contenidos, ecosistemas y formatos.

    Cada vez que llega un adelanto en la forma como intercambiamos información, se anuncia el fin de las formas anteriores.

COMPARTIR

Cada vez que llega un adelanto en la forma como intercambiamos información, se anuncia el fin de las formas anteriores.

Cuando nació la radio se dijo que los periódicos desaparecerían, lo mismo pasó cuando nació la televisión pues se dijo que la radio dejaría de existir.

Este  fenómeno está  pasando con los libros, a los que se les vaticina su desaparición de tanto en cuanto, pero ellos tercamente se resisten a irse.

La forma más rápida  e interactiva para compartir información es de seguro un esquema digital, usando alguno de los formatos conocidos disponemos de e-books en todos los temas, sean nuevos o viejos, pagos o libres, en fin tenemos el equivalente a una librería completa en la palma de nuestra mano.

¿Qué es pues lo que marca la diferencia a la hora de escoger el formato de lo que leemos?, la “experiencia de usuario” la forma como percibimos y disfrutamos el acceso al contenido.

La explosión de los dispositivos móviles y lectores digitales, han creado un nuevo espacio para la distribución de contenidos, generando así un ecosistema diferente al que antes se tenía en el mundo de lo impreso.

Hoy la “fricción del contenido” que es el tiempo y esfuerzo que toma el lograr que una idea que esta en la cabeza de alguien, pase a estar disponible para que los demás la consuman a bajado de manera exponencial, por ejemplo este texto que escribo desde mi tablet, sentado en CoworkingPTY pasa casi directamente a la página impresa o al portal digital. Hace años hubiese tenido que escribirlo en papel, enviarlo via mensajeria, repetir el proceso con cada corrección y luego los posibles lectores, hubiesen tenido que esperar hasta que de alguna forma les cayese en la mano una copia del mismo.

El ecosistema digital ha “democratizado” la distribución y el acceso de los contenidos, permitiendo que virtualmente cualquier persona exponga sus ideas y quien lo desee las lea.

¿Quiere decir esto que los libros impresos ya no existirán?

En mi opinión no van a desaparecer, los libros no consumen batería, pueden hacerse a precios muy bajos y gracias a las tecnologias de impresion de hoy son relativamente fáciles de fabricar, además los libros adquieren el valor de convertirse en “objetos de arte”, objetos bellos llenos de diseño e ilustraciones. Ningún e-book por mas que tenga el mismo contenido, igualará la belleza que puede lograrse al imprimir un libro con tapas de lujo, fotos o ilustraciones especiales y papel de alta calidad.

Los libros se transformarán lentamente en “esculturas cinéticas” objetos bellos con capacidad de moverse y que además llevaran consigo una cantidad de información.

Los e-books serán la forma de consumir el conocimiento, los colegios y universidades usarán cada vez más el “papel electrónico”, pues el nivel de interacción, colaboración y creación que se puede alcanzar teniendo los contenidos en un formato digital, es de lejos mucho mas optimo que el impreso, las empresas ya intercambian documentación electrónica y seguro incrementarán su uso, los gobiernos dejaran el papel por temas de seguridad y facilidad de distribución.

El reto pues está latente, crear más contenidos pensados para formato digital. Entender qué quiere decir “texto enriquecido”, interacción multimedia y “tiempo real” , se hace cada vez más importante para los “creadores digitales”.

Un libro no tiene que ser hoy día algo terminado o quieto, debe ser algo que se transforme y evolucione, debe poderse leer en varias plataformas e incluso debe permitir a los lectores el participar de una manera más activa en la experiencia, alentando los comentarios, la socialización y el compartir.

Tenemos una gran ventaja al escribir en castellano pues de México a patagonia todos entendemos  compartimos intereses y valores culturales, nos queda pues el crear contenidos que generen tracción y modelos de negocios que permitan a quienes los crean, el vivir de su creación.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?