Opinión

  • | 2015/07/20 05:00

    Ya pasó el miedo del 2008: apostando al sector financiero

    El sector financiero estadounidense parece ser el favorito para los inversionistas durante la temporada de resultados corporativos, o por lo menos para el inicio la misma.

COMPARTIR

Los flujos de inversión hacia el sector financiero muestran un favoritismo claro con un 6.2% de incremento en activos, el mayor incremento en activos en relación a otros sectores durante la semana pasada.

El reciente interés en el sector financiero no ha sido en vano. Para la temporada de resultados corporativos del segundo trimestre del 2015, el financiero se encuentra entre los tres sectores con mayor crecimiento estimado de ingresos y utilidades. Además, el financiero fue uno de los tres sectores que mostraron incremento en los reportes de “expectativas de ganancias”, que indican las proyecciones de ganancia para las empresas.

Los títulos valores (ETF) que representan al sector financiero tuvieron un desempeño superior en un 1.3% al de las empresas en el índice S&P500 durante el último mes, mostrando un momentum que quedará por verse si se correlaciona con la realidad al finalizar la temporada de reportes de resultados corporativos.

¿Qué impulsa al sector?

En primer lugar, las expectativas de mejora por la reciente movida alcista en las tasas de interés. Las entidades financieras están viendo una subida en tasas que les favorece en el margen de intermediación, es decir, la ganancia que se genera en la diferencia de tasas de interés entre el dinero que capta y el que presta. Este factor es clave, ya que en Estados Unidos el 63% de los ingresos de los bancos proviene del diferencial de las tasas de interés.

Por otro lado, las empresas financieras vienen mejorando sus ratios de capital, lo que quiere decir que el nivel de riesgo al que están expuestas en relación a su nivel del capital existente ha bajado.

La mejora de la economía en EE.UU. también ha impulsado al sector, gracias a la generación de mayor crédito, consumo y financiamiento que impacta al sector financiero reactivándolo.

Por último, el sector financiero es el más económico desde el punto de vista de valoraciones, lo que ha impulsado el dinero de inversionistas hacia su lado. Es decir, el financiero es el sector más barato en relación con otros sectores del S&P500 y de Estados Unidos. Incluso el sector está actualmente cotizando en utilidades por acción (una unidad que mide la rentabilidad de las empresas en relación a la cantidad de títulos valores que cotiza), en alrededor de 14 contra el índice S&P500 que está cotizando en casi 18.

En resumen, son varios los factores que presentan al sector financiero como una oportunidad, mientras seguimos a la espera de que sus resultados corporativos se correlacionen con las estimaciones.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?