Opinión

  • | 2015/07/31 05:00

    ¡No estire el modelo de negocio, reinvéntelo!

    Continuaremos el recorrido por los procesos que modulan la innovación dentro de las organizaciones; en esta ocasión le daremos paso a los elementos que apoyan los modelos de negocio y que fomentan la creación de nuevos mercado.

COMPARTIR

Sabemos que la innovación requiere de ideas accionables y diferenciables. Esas que no solo crean nuevos productos o servicio, sino del tipo que emocionan a los clientes y que irrumpen el mercado con modelos de negocio que transforman. La pregunta es ¿cuál es la técnica para desarrollar algo distinto?
 
La respuesta es: Innovando sobre el modelo de negocio. Para ello es necesario conocerlo profundamente, para así pensar cómo cambiar la visión económica de la cadena de valor, buscar la diversificación de los flujos de ingresos, hacer cambios en los canales de entrega o intervenir la forma de relacionarse con los clientes. Estas son algunas ideas que surgen del conocimiento y proyección del modelo de negocio, y de las que nacen las mejores ideas de innovación.

Tal y como hoy en día los teléfonos inteligentes y las aplicaciones móviles amenazan con hacer añicos a industrias tradicionales; la innovación sobre el modelo de negocio se ha vuelto más urgente: las empresas establecidas deben reinventar sus negocios antes de que los nuevos modelos, impulsados por la tecnología, lo hagan.

Es necesario que las grandes empresas dejen de limitar la innovación a la creación de nuevos productos, porque la mayoría son renuentes a arriesgar y a hacer ajustes en su modelo de negocio, incluso esperan hasta que el peligro sea visible.

Para evitar esta tendencia propongo algunas ideas orientadas a “reinventar” el modelo de negocio:

  1. Haga inteligencia de mercados constante, con el fin de estar alerta a la mejor señal y separarla del “ruido” generado por el entorno y busque el pronto beneficio.
  2. Establezca vehículos de financiación para las nuevos modelos, considerando únicamente las nuevas ideas y que no estén dentro de la estructura del negocio actual.
  3. Busque replantear la cadena de valor, reflexionando cuidadosamente sobre los aportes de valor que puedan percibir los diversos grupos de interés.
  4. Patrocine proyectos piloto y experimente. Fuera de la actividad diaria del negocio se debe ayudar a combatir paradigmas y concepciones de lo que son y lo que hacen.
  5. Haga uso y pruebe modelos de negocio y operativos de reciente aparición para contraatacar a la competencia.
  6. Muévase a competir en mercados distintos de los que hoy participa, haciendo una inmersión más profunda en los posibles entornos donde podría participar.
  7. Establezca nuevas maneras de relacionarse con los clientes o diferentes formas de entregar el producto o servicio.
En la actualidad encontramos empresas que están extendiendo sus modelos de negocio, abordando las necesidades emergentes de sus clientes y proveedores. De hecho, han incluido a muchos de sus proveedores en su base de clientes, creando así un “círculo virtuoso” y ofreciendo una amplia gama de servicios que se va extendiendo cada vez más. Vale la pena recordar que no es aconsejable “estirar” el modelo de negocio para intentar salir del mercado actual; es mejor reinventarlo.

¿Acaso alguna empresa que a nivel mundial estuvo en el “top ten” en los 80’s, 90’s se mantuvo al menos una década o sigue en la lista privilegiada? La respuesta es rápida y sencilla: ninguna. El entorno cambia, las necesidades cambian, por ende los negocios deben cambiar. Anticípese.

“Los buenos jugadores de hockey no van detrás del disco, sino que se sitúan donde el disco estará en los próximos segundos”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?