Opinión

  • | 2015/08/06 05:00

    Recambio generacional de la gerencia colombiana

    Se vienen dando anuncios importantes en el mercado nacional alrededor del relevo de sus líderes corporativos. Pocas veces en la historia empresarial nacional en donde hayamos visto una dinámica tan importante en la búsqueda de nuevos líderes que continúen el legado abonado por grandes figuras de la gerencia nacional que por razones diferentes han optado por generar estos espacios de cambio.

COMPARTIR

Si bien el tema no es  una tendencia local, si es coincidente que grandes grupos empresariales hayan salido, por diversas razones, a buscar liderazgo más joven con los bríos que demanda la complejidad de un mundo diferente que demanda de nuevos conocimientos y competencias:

-    La confluencia de culturas: no es un misterio, Colombia fue tal vez el país de toda América Latina más cerrado a la migración y al intercambio. Después de la agresiva colonización española por acá no volvió nadie y nosotros poco salimos, a diferencia de nuestros vecinos que le abrieron las puertas al extranjero. El mundo empresarial de hoy es un crisol de culturas a donde han llegado acentos y formas de ver el mundo bien diversas. El nuevo Ceo tiene que haber navegado las aguas internacionales y saber administrar escenarios multiculturales.

-    La confluencia de generaciones:
nunca tuvimos tanta diversidad de edades y formas de ver el mundo tan distantes en un mismo escenario empresarial. Desde baby boomers aún activos y llenos de energía y experiencia, hasta los famosos millennials llenos de bríos, de impaciencia y de irreverencia, exigentes a la hora de aprender y con ganas de comerse el mundo. El nuevo CEO debe ser capaz de aglutinar generaciones dándole a cada cual su espacio, construyendo culturas internas que acoja la experiencia de los mayores mientras da cabida a la innovación y creatividad que impulsan los jóvenes.

-    El poder de la tecnología: el nuevo mundo es digital, y este hecho no sólo está retando modelos de negocio, está cambiando dramáticamente todos los esquemas de productividad pasados. Aquellos que no se asuman como digitales, incluso desde su Gobierno corporativo se quedarán atrás. La digitalización de la economía abre compuertas enormes a nuevos desarrollos pero también destruye a los lentos. El nuevo CEO debe traer un lente digital, estar a tono con las nuevas tecnologías, retar su cultura interna para asumirlas y ser el mayor evangelizador del cambio interno.

-    El poder del consumidor: La balanza cambio dramáticamente. Desde un mundo en donde la escases de oportunidades le dio poder a los dueños del capital y del producto, a uno nuevo de miles de alternativas, en donde el consumidor frecuentemente des intermedia al fabricante y en donde tiene al alcance de un click la potestad de calificar la bondad de un producto y la eficiencia de un servicio. El nuevo CEO debe ser el mayor defensor del consumidor construyendo modelos en donde se premie la relación con este.

Colombia está llena de talento, fogueado en las plazas más difíciles y probadas en los escenarios empresariales más complejos. Son numerosas ya las empresas Colombianas que se han armado como multilatinas y que se mueven con solvencia en diferentes escenarios; sin embargo todavía hay un espacio enorme para tomar acción que demanda juntas directivas que entiendan que es el momento de dar el paso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?