Opinión

  • | 2015/08/25 05:00

    Petróleo hacia US$32 y pocas reservas

    Los precios van camino hacia mínimos históricos mientras las reservas colombianas tienen una vida de seis años.

COMPARTIR

El precio del crudo ha venido deslizándose hacia mínimos no vistos desde 2009, el viernes el WTI alcanzó a negociarse en US$39,86 mientras el Brent cerró en US$45. Los precios están reflejando un mercado hiper abastecido con excesos del suministro del orden de 3,5 millones de barriles por día (mbpd) y también recogen las bajas perspectivas de demanda por los malos datos de producción manufacturera en China y Estados Unidos que adelantan pronósticos de baja demanda por materias primas desde los países industrializados.

La baja previsión de demanda combinada con producciones récord en Arabia Saudita, Rusia y Estados Unidos, más los suministros que deben agregar Irán, Libia e Irak que pueden alcanzar otros 3 mbpd llevarán los precios del crudo hacia US$32 por barril. Las facilidades para almacenamiento del petróleo están a tope incluyendo los buques tanqueros que llevan tiempo repostando en altamar, pronto ese crudo saldrá a los mercados impidiendo cualquier rebote de precios.

Mientras el crudo cae en los mercados internacionales, las exportaciones de Colombia siguen concentradas en él respondiendo por el 52% del total. Aunque la producción se ha mantenido en 1 mbpd, el nuevo ciclo de bajos precios del petróleo no sería problema para la economía nacional sino fuera por dos razones.

La primera, y quizá la más importante, es que al ritmo actual de producción  de 1 mbpd las reservas de Colombia tienen una vida contada de 6 años mientras que el desarrollo de un campo tarda entre 2 y 4 años. Las perspectivas se complican porque el escenario actual de precios redujo la inversión un 30%, la perforación de pozos exploratorios cayó 82%, mientras la sísmica disminuyó un 96%. Por otro lado Colombia no reporta descubrimientos importante desde mediados de los 90's puesto que los anuncios recientes sobre hallazgos han sido en gas natural.

Los anteriores son indicadores demasiado bajos para un país que ha anclado su crecimiento en ese sector y el mismo es la principal fuente de divisas, aporta el 3,8% del PIB, el 23% de los ingresos de la nación y responde por el 52% de las ventas externas, además de haber sido el principal receptor de IED.

La segunda razón es que de agotarse las reservas, Colombia tendría que reemplazar las exportaciones petroleras más el valor de las necesidades diarias de petróleo tasadas en 350.000 bpd, todo un desafío para la balanza comercial y la cuenta corriente, es obvio que el desbalance sería corregido con mayor apreciación del tipo de cambio, recorte sustancial del gasto, e incremento del endeudamiento, con consecuencias en el empleo, la inversión pública, y aumento de la inflación por la vía de los bienes transables.

Para evitar esto al país no le queda más que impulsar el desarrollo de la industria manufacturera, los servicios y la agroindustria para remplazar con exportaciones no tradicionales los ingresos que no recibirá. Por su parte Ecopetrol debería evaluar la compra de otras empresas independientes para sumar reservas, pues Ecopetrol responde por cerca del 64% de la producción nacional y puede apostar a largo plazo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?