Opinión

  • | 2015/10/13 05:00

    La tasa de desempleo empieza a reflejar la desaceleración económica

    En agosto la tasa de desempleo (9,9%) no sólo se ubicó por encima de la de hace un año (en 0,4 puntos porcentuales) sino que rompió con la tendencia decreciente.

COMPARTIR

Desde finales de 2014, algunas variables como el consumo y la inversión privada, han dado muestras de desaceleración, en línea con la ralentización de la economía. De la misma forma, a nivel del mercado laboral, se ha observado un menor ritmo de creación de empleo urbano y una aceleración en la generación de empleo informal.

Sin embargo, hasta julio la tasa de desempleo no había dado muestra alguna de la ralentización. De hecho, en los primeros siete meses del 2015 la tasa de desempleo urbano se ubicó casi que consistentemente en niveles históricamente bajos y mostró una tendencia decreciente. No fue sino hasta agosto cuando el comportamiento de la tasa de desempleo sorprendió al mercado, mostrando un deterioro más comparable con el de otras variables de la actividad.

Efectivamente, en agosto la tasa de desempleo (9,9%) no sólo se ubicó por encima de la de hace un año (en 0,4 puntos porcentuales) sino que rompió con la tendencia decreciente. Es verdad que la generación de empleo anual se venía desacelerando gradualmente desde septiembre de 2014, pero fue en agosto cuando se ubicó por debajo del crecimiento de la oferta laboral y se tradujo en un aumento en la tasa de desempleo de un año a otro —el incremento anual del empleo urbano se ubicó en agosto en 1,3% y el de la fuerza laboral en 1,8% —.

Una posible explicación es que en agosto la tracción del empleo informal no fue lo suficientemente grande para contrarrestar la ralentización en la creación de empleo formal y mantener, como en los meses anteriores, las reducciones anuales de la tasa de desempleo. 

A su vez, la menor dinámica del empleo formal se debe a que en agosto dos sectores relativamente formales, la industria y los servicios del Gobierno, mostraron importantes desaceleraciones en términos de generación de empleo anual (-1,7% y -2,2%). El dato de los servicios del Gobierno está reflejando el ajuste del gasto público, el cual  no se revertirá prontamente. En síntesis, es posible que el comportamiento del empleo siga reflejando la desaceleración que ya se evidencia en otras variables macroeconómicas.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?