Opinión

  • | 2015/10/17 08:00

    Unicornios: crisis mercados emergentes y el ascenso de una burbuja en tecnología. Parte III

    ¿Qué son los unicornios en tecnología? ¿Por qué son la gran oportunidad en medio de la crisis de los mercados emergentes?

COMPARTIR

Esta es la tercera entrega de una serie en que  hemos  analizado las razones de las crisis en los mercados emergentes y la posibilidad del nacimiento de una burbuja en el mercado de acciones del sector tecnológico.

En la nota de hoy, vamos a discutir cómo la combinación entre la contracción monetaria de Estados Unidos, el colapso de los precios en las materias primas y la aversión por los mercados emergentes junto el cambio de modelo económico en China pueden crear oportunidades de inversión interesantes en el sector de tecnología, en particular en las  compañías llamadas “unicornios”.

Contracción monetaria en Estados Unidos y el escape de los mercados emergentes

Los posibles incrementos en las tasas de interés de referencia pueden volverlas positivas en términos reales (tasas nominales descontando inflación), incentivando flujos de capital de economías emergentes a mercados financieros desarrollados. Lo que conduciría a un fortalecimiento del dólar americano.

Tal y como discutimos en las dos notas anteriores, las economías emergentes, y en especial, aquellas que dependen de la exportación de petróleo están sujetas a mayores deterioros en sus balances fiscales y externo. Dos posiciones que ahuyentan los capitales financieros extranjeros. Esto hace que los  activos en dólares sean menos riesgoso en un ambiente de alta incertidumbre global.

La Gráfica No. 1 muestra que históricamente, las tasas de interés real positivas implican un fortalecimiento global del dólar americano en relación con las monedas emergentes. Además, los altos costos de endeudamiento en los países emergentes convergen en episodios de crisis. Esto fue lo que sucedió en México en 1982, y en 1995. También pasó en  Asia en 1997, en Rusia y Latinoamérica en 1998, en la llamada “gran crisis” de 2008, y en la periferia europea en el 2009.

Posiblemente será el escenario en algunos países exportadores de petróleo en  2015 y 2016.

 
Gráfica No. 1  Tasas de interés real y el dólar.  

Cambio de Modelo Económico en China

China está sufriendo un proceso de creación destructiva. Es decir, está moviendo su economía hacia un modelo de consumo y de generación de valor dentro de sus fronteras. Hasta hace muy poco, la economía china estuvo basada en las exportaciones y en los bajos costos de producción. Este cambio de modelo de desarrollo genera una crisis en los sectores tradicionales de la economía. Pero, también crea grandes oportunidades de inversión en los sectores de la economía china enfocados en tecnología y servicios.

Si la industria de Internet está entrando a la edad adulta en Estados Unidos y Europa, en China está apenas en la pubertad.

Los unicornios sí existen

Los “unicornios” son compañías de tecnología con valorizaciones de más de un billón de dólares que no se encuentran listadas en ningún mercado de acciones. Sus valorizaciones dependen únicamente de los fondos privados de capital de riesgo. Estos “unicornios” nacen de un ciclo de retroalimentación positiva (en este caso círculo virtuoso) entre tecnologías disruptivas especialmente en Estados Unidos, emprendedores capaces de encontrar soluciones rápidamente escalables, liquidez en los mercados financieros y en algunos casos la transformación del modelo económico chino.

Compañías como Uber (US), Airbnb (US), Xiaomi (China) , Didi Kuaidi (China), Palantir (US), SpaceX (US), FlipKart (India), Lufax (China), DJI (China), Zhong An (Hong Kong), Spotify (Suecia), GitHub (US) hacen parte de una población de más de 100 unicornios en el universo de compañías de tecnología.


 
 Diagrama No. 1  Ciclos de retroalimentación positiva que originan  burbujas en activos de tecnología.


Ciclos de retroalimentación positiva que pueden generar una burbuja

El  Diagrama No. 1 muestra como para que los fondos privados de capital de riesgo puedan hacer efectivas sus ganancias, los “unicornios” deben listarse en el mercado de valores. Esto genera nuevos ciclos de liquidez, que a su vez van a financiar nuevos emprendimientos con potencial de volverse “unicornios”. Repitiendo el ciclo nuevamente.

Según EY Global, una firma de consultoría, en el 2014, hubo más de 288 ofertas públicas de acciones de los llamados “unicornios”, en los sectores de salud, tecnología de la información y finanzas. Estas ofertas públicas estuvieron valoradas en más de $95 billones de dólares.

Los fondos de cobertura, e inversionistas institucionales son los principales demandantes de este tipo de activos de inversión.

La aversión por los activos financieros en los mercados emergentes y el bajo crecimiento económico global pueden aumentar el apetito por activos de tecnología, y por compañías de baja capitalización que ofrezcan una buena relación riesgo retorno.

Parece que una “fiesta” similar a la de 1998 está por empezar en las bolsas de tecnología. Sin embargo, esta vez no estará concentrada en “Silicon Valley”. Existen compañías con modelos de negocios novedosos utilizando tecnologías disruptivas en Estados Unidos, China, Japón, Alemania, el Reino Unido, Corea del Sur e Israel. Además, la transformación de la economía china abrirá oportunidades de cambios de modelos de negocio donde la tecnología jugará un rol preponderante.


Burbujas: buenas o malas

Las burbujas especulativas son mecanismos colectivos de concentración de capital que pueden ser buenas o malas. Cuando este capital se concentra en activos como finca raíz o materias primas no se optimizan ni la creación de riqueza y ni el bienestar social.

Sin embargo, si el capital se concentra en tecnología e innovación, a pesar de los ciclos de euforia y pánico, el bienestar de la sociedad como un todo mejora al brindar oportunidades de crear nuevos productos o acceder a nuevos mercados. Es decir, la tecnología habilita interconexiones en la sociedad que hacen que la productividad del “todo” sea más que la suma de las partes.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?