Opinión

  • | 2016/03/13 00:01

    Observando comportamientos: clave para enriquecer el ambiente de diversidad

    A veces pasamos por alto detalles de nuestro entorno que nos lanzan abiertamente indicadores para tomar acciones, para reflexionar, corregir o simplemente para aprender.

COMPARTIR

Si en las empresas propendemos realmente por tener un ambiente que reivindique el concepto de diversidad tenemos primero que todo que entender cómo fluimos y actuamos en la organización, cuál es el clima que se vive en el dia a dia, que tan creible es nuestro discurso entre colegas y subordinados y hasta donde creemos nosotros mismos en lo que estamos implementando.

Un Estudio de MIT (Massachusetts Institute of Technology) plantea como usar los comportamientos diversos de los equipos de trabajo para desarrollar un lugar de trabajo que realmente sea incluyente,  voy a tomar en cuenta cuatro de sus propuestas,

  • Escuchar para entender: En este comportamiento se plantea cómo escuchar con una mente realmente abierta para comprender plenamente todos los aspectos de una situación determinada.  Cómo hacerlo? usando preguntas abiertas, escuchando de manera atenta a quien habla hasta que el / ella se sienta comprendido (a)por ejemplo. Esta es una muy buena manera de incentivar la inclusión a través de discusiones abiertas donde las diferencias logren crear vínculos en vez de aislar. El secreto aquí estaría en saber facilitar, moderar discusiones y definitivamente llegar a conclusiones concretas. Si solo discutimos y escuchamos sin aterrizar lo que puede ejecutarse, al final ni será eficiente y el sentimiento de inclusión se perderá.
  • Buscar siempre multiplicidad de puntos de vista: Normalmente nos sentimos a gusto con quienes están de acuerdo con nuestras opiniones y puntos de vista. Muchas veces generar discusiones para escuchar la diversidad de pensamientos y experiencias en torno a un tema puede realmente enriquecer las reuniones y por supuesto los resultados alrededor de un problema. Esto puede lograrse a través de la creación de grupos de trabajo cross funcionales, la invitación puntual de empleados de otras áreas a algunas reuniones, comprometer a todos en el aprendizaje colaborativo, entre otros. Cabe anotar que los extremos siempre son viciosos. No podemos abusar de esta metodología ya que podríamos caer en grandes y largas discusiones que además de ser  ineficientes nos pueden llevar a generar baja motivación para la participación comprometida de los equipos. Mejor dicho, puede ser algo bastante inútil si no lo sabemos gestionar.
  • Dar y recibir feedback permanente: Esta es una variable básica para el éxito de cualquier equipo que quiera ser de alto desempeño. La retroalimentación debe ser siempre asertiva, encaminándose a las acciones, los hechos, no a las personas, buscando construir y no destruir de manera objetiva  . Hay que pensar el momento para darlo, ojala no en la mitad de la reunión ni delante del resto del equipo. Otro punto importante es agradecer esta retroalimentación de manera constante para asi recibirla con más frecuencia.
  • Fortalecer la Inclusión. Esta es una responsabilidad de todo el equipo pero por supuesto gestionada por los líderes. Se logra a través del real involucramiento con los grupos. Conociendo mucho más a cada empleado, teniendo en cuenta las necesidades de calidad de vida trabajo en las prioridades de ejecución del equipo, evitando la discriminación y el lenguaje no incluyente, por ejemplo.

Las empresas normalmente reflejan el  estilo de Liderazgo de sus Directivos, es por esto que los puntos que hoy desarrollé, aunque son simples y de sentido común son una buena puerta de entrada para generar espacios de inclusión y diversidad en las organizaciones. El primer paso es hacer conciencia de si somos excluyentes en nuestro actuar diario, y aquí no hablamos solo de género, también de gustos políticos, religión, nivel jerárquico, afinidad social etc. Un buen líder debe escuchar a los miembros de su equipo entender sus necesidades y observar mucho sus comportamientos para tener la realidad de su contexto sobre la mesa.

Observar comportamientos, concluir sobre estos y desarrollar mas a los jóvenes talentos con base en la inclusión donde al final todas las ideas pueden ser igual de válidas! El mundo cambia que bueno cambiar con él! No volvamos paisaje lo que más nos puede aportar como líderes, la observación de todos los miembros del equipo para encontrar las mejores sinergias y  resultados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?