Opinión

  • | 2016/07/20 00:01

    MILA y Alianza del Pacífico ¿Ejemplo de integración?

    Hace un par de semanas la Bolsa de Valores de Brasil (BM&F Bovespa) realizó importantes compras de participaciones accionarias de sus pares en Colombia y Chile.

COMPARTIR

Hace un par de semanas la Bolsa de Valores de Brasil (BM&F Bovespa) realizó importantes compras de participaciones accionarias de sus pares en Colombia y Chile, con lo cual continuó avanzando en su plan de internacionalización iniciado el año pasado y que incluye, también, alcanzar una importante participación minoritaria (entre 5% y 15%) de las bolsas de México, Perú y Argentina.

A comienzos de este mes la bolsa del gigante suramericano anunció la adquisición del 9,99% de las acciones de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) por un valor cercano a 13,4 millones de dólares, mientras que casi simultáneamente su participación en la Bolsa de Comercio de Chile pasó de 8.3% a 10.4%. Entre tanto, en abril de este año ya había adquirido el 4,1% de la Bolsa de Valores de México.

Este avance en la consolidación de un mercado bursátil regional parece un espaldarazo a la iniciativa MILA (Mercado Integrado latinoamericano) que nació formalmente en 2011, aunque todavía es muy incipiente. Vale recordar que el MILA es un acuerdo establecido inicialmente entre las bolsas de valores y los depósitos de títulos valores de Chile, Colombia y Perú para la creación de un mercado regional para la negociación de títulos valores, proyecto al cual se sumó el mercado bursátil mexicano a finales de 2014.

Lea también: Evasión fiscal: Un debate incompleto

Las bolsas de valores que conforman el mercado integrado cuentan con más de 700 emisores listados y más de 60 intermediarios interconectados. La capitalización bursátil (valor de mercado de las compañías listadas en la bolsa de valores) a junio de este año fue de 824 mil millones de dólares. Hoy existen 12 fondos de inversión creados para invertir en MILA que administran 35 millones de dólares. Para inversionistas con poca experiencia y/o conocimiento de los cuatro mercados constituyen una manera idónea de exponerse al riesgo de invertir en renta variable de los cuatro países.

Además de ser un espacio propicio para la diversificación de inversiones es indispensable recordar que los mercados de valores son una importante fuente de financiación para las empresas de los cuatro países, por lo que la integración regional cobra relevancia en un mundo que comienza a cerrarse desde las economías desarrolladas. De aquí la importancia de entender el MILA a la luz de la integración económica que supone la existencia de la Alianza del Pacífico.

La Alianza del Pacífico es una iniciativa de integración regional conformada por Chile, Colombia, México y Perú, oficialmente creada en abril de 2011. La economía conjunta de estos países cuenta con una población cercana a 220 millones de personas, representa el 39% del PIB de América Latina y el Caribe (octavo a nivel mundial), concentra el 52% del comercio total y es el destino del 45% de la inversión extranjera directa. Adicionalmente, Costa Rica y Panamá son estados observadores que se consideran candidatos para ser estados parte de la Alianza, próximamente.

Lea también: Mercado laboral: termómetro de la economía

El dinamismo de la inversión, el turismo y los movimientos migratorios entre los países que componen la alianza en la actualidad son muestra fehaciente del crecimiento en la integración de facto que ha venido ocurriendo entre éstos. No obstante, los avances en comercio e integración bursátil son moderados, a pesar de la importante expansión internacional que han logrado los conglomerados financieros intrarregionalmente. Por esto mismo, iniciativas como considerar las inversiones de emisiones de valores de cualquiera de las bolsas integradas como inversiones locales en los cuatro países son pasos importantes hacia la consolidación del proyecto, sin embargo es necesario que haya nuevas emisiones y búsqueda de recursos por parte de las empresas.

Los cerca de US$400 mil millones administrados hoy por los fondos de pensiones obligatorias en las cuatro economías son apenas una muestra de la capacidad del ahorro regional (60% del PIB en Chile, 15% del PIB en México y 19% del PIB en Colombia y Perú) en continua búsqueda de alternativas de inversión; a esto hay que sumarle que en el resto del mundo la escasez de activos atractivos en términos de riesgo retorno han vuelto a poner los ojos en América Latina.

En conclusión, luce por lo menos alentador el hecho de observar avances en el proceso de construcción de una verdadera integración de los mercados latinoamericanos a través de iniciativas como la Alianza del Pacífico en coordinación con el MILA. Sobre todo al contrastar con el preocupante retroceso de la globalización en otras latitudes, luego de hechos tan dicientes como el Brexit, la campaña antiinmigrantes de Donald Trump por la presidencia de EE.UU. y el rechazo de muchos ciudadanos europeos a la inmigración proveniente del medio oriente.

Lea también: Colombia antes y después del petróleo

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?