Opinión

  • | 2017/10/10 09:29

    Mil aciertos del Banco de la República

    Los Borradores de Economía democratizaron la investigación del Emisor y enriquecieron el debate económico colombiano.

COMPARTIR

Quienes estudiamos economía o carreras afines en el último cuarto de siglo, consultamos los Borradores de Economía del Banco de la República. Con la serie no solo nos acercamos a diversos temas, también construimos un imaginario sobre el Emisor y su gente. Al final nos familiarizamos con autores como Carlos Esteban Posada, Luis Eduardo Arango, Mauricio Avella, María Teresa Ramírez o Hernán Rincón, cuya cercanía se hizo presente en nuestros trabajos y tesis.

Pues bien, ya pasaron 23 años desde que la iniciativa de José Darío Uribe, entonces subgerente de estudios económicos del Banco, se materializara. De hecho, hace poco se superó la barrera de los mil documentos. Mil testimonios de la evolución de la discusión económica en Colombia. Controversias sobre la independencia de la banca central, la inflación objetivo, las pensiones, el desempleo, la historia económica, el gasto público, los regímenes cambiarios, la agricultura, el desarrollo económico, el sector externo, entre muchas otras.

Podría leer: Un Congreso con peso económico

Para evocar este hecho, Julián Parra, editor de Ensayos sobre Política Económica, y Angélica Bahos, del Centro de Apoyo a la Investigación, elaboraron “Veintitrés años, mil documentos: caracterización, visibilidad e impacto de los borradores de economía”. Esta es una compilación sobre los hitos y cambios de la serie.

Mayores promedios de publicaciones anuales, un creciente porcentaje de documentos escritos en inglés y el uso de redes sociales para masificar los mensajes de los borradores, son solo algunas de las transformaciones históricas.

Los autores destacan la caída porcentual de las publicaciones relacionadas con macroeconomía y política monetaria. Mientras la macroeconomía perdió participación, florecieron la economía financiera y los asuntos laborales y demográficos. Armando Montenegro tenía razón cuando señalaba la diversificación de las áreas de especialización de las nuevas generaciones.

Revise también: ¡Feliz día del economista!

El porvenir

Marc Hofstetter divulgó hace unos meses una sugestiva carta al Gerente del Banco. Allí indicó alertas y enumeró materias que, eventualmente, se plasmarán en próximos borradores. Los enuncio para que no se pierdan del radar: i) los impactos de la comunicación del Emisor; ii) la intersección entre comunicación y rendición de cuentas; iii) la redefinición de metas de inflación de largo plazo; iv) nuevos parámetros para balancear los objetivos de crecimiento e inflación; v) mecanismos alternativos para divulgar las posturas del equipo técnico del Banco; y, vi) la, cada vez más fuerte “amenaza”, de las monedas digitales.

De materializarse, estas controversias tendrían lugar en el Portal de Investigaciones Económicas, espacio de reciente creación que visibiliza la producción académica del Banco. Allí reposan los borradores viejos y otras publicaciones. Además, se socializan seminarios, libros, temas de investigación y perfiles de investigadores.

Todo indica que las próximas generaciones de profesores y estudiantes seguirán familiarizadas con la investigación del Banco. Gracias al Emisor por democratizar el conocimiento. Gracias por los primeros mil.

También le podría revisar: Petro, el estadista que entiende la pobreza bogotana

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 533

PORTADA

¿En qué invertir en Colombia en 2018?

Un alza moderada del PIB sería buena para los inversionistas. Elecciones, gran incógnita. Criptomonedas, solo para arriesgados. acciones, la recomendación de los expertos.