Opinión

  • | 2012/06/02 10:00

    Mayo, el mes más negro para los mercados mundiales

    El mes de mayo cierra no sólo como el peor mes del año para los mercados financieros, sino con daños técnicos críticos que tienen repercusiones muy importantes en la manera como veníamos invirtiendo nuestro dinero en el año. El Índice S&P 500 cayó 6.27 por ciento en el mes, dejando un retorno de 4.19 por ciento en el año.

COMPARTIR

De diciembre a marzo, el S&P 500 retornó casi 13 por ciento, favoreciendo las posiciones largas de un gran universo de activos en nuestros portafolios, sin embargo entre abril y sobre todo mayo, hemos visto cómo estos activos han devuelto las ganancias que generaron en esos cuatro meses, y con posibilidad de seguir perdiendo valor en lo que resta del año.

En el mes de mayo vimos señales muy importantes del alto riesgo bajista que existe en el mercado accionario y por ende las precauciones que se deben tener. Por ejemplo, la tasa de los bonos a 10 años del Tesoro en EE.UU hizo ruptura de un soporte muy importante en 1.67% y llegó a 1.53%, nivel no visto por lo menos en los últimos 60 años. El Thomson Reuters/Jefferies CRB Commodity Index, medidor de la dinámica de precios de las materias primas, hizo ruptura de soporte en 293 para terminar el mes en 272, nivel no visto septiembre de 2010 y situación muy diciente del desacelere a nivel global.

Los reportes económicos en EE.UU relacionados al consumo, inversión, y empleo siguen deteriorándose y con alta probabilidad de continuar en esa misma tónica. Por lo tanto, sería razonable pensar que el mercado accionario busque sincronizarse con lo que está sucediendo en toda esta periferia macro, y que en consecuencia el S&P 500 busque romper el soporte en 1,291. La magnitud de la caída después de tal ruptura depende mucho de la evolución de la periferia macro.

Sin embargo el evento que verdaderamente determinará el futuro del mercado accionario en EE.UU es la resolución de la crisis en Europa. Los paquetes de rescate vistos hasta ahora han servido de curas a una verdadera infección, y los planes de austeridad simplemente son insostenibles desde un punto de vista político y crueles a la búsqueda de crecimiento económico en la región. Es por eso que Alemania prácticamente tiene la única opción de aceptar el Eurobono y aliviar el proceso de austeridad para incentivar el crecimiento, de otra forma toda Europa incluido el país germano estarán cerca al Armagedón. Si Alemania finalmente acepta hacer los cambios que necesita el resto de la región, podremos ver un alivio significativo en los mercados accionarios.


* Portfolio Manager/Managing Partner
Latmark Asset Management, LLC

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?