Opinión

  • | 2016/02/29 00:01

    ¡Robolución!

    ¿Son los robots el próximo paso en la evolución? ¿Estamos en el comienzo de la era de “Matrix” o de “Terminator”? o ¿Es la inteligencia artificial el complemento de las habilidades cognitivas que permitirán al ser humano cruzar las fronteras de sus límites biológicos?

COMPARTIR

La ‘robolución‘ va a incrementar la productividad mundial y va a cambiar por completo el modelo de globalización actual. La mano de obra automatizada en Corea del Sur, Japón, Alemania y Estados Unidos es cada vez más competitiva, mientras la mano de obra en China y Latinoamérica se hace cada vez más cara. 

El capitalismo necesita reinventarse

El capitalismo ha perdido sus raíces y la mano invisible de Adam Smith ha sido reemplazada por la mano visible de los bancos centrales. Los agentes del mercado se han vuelto adictos a la liquidez y responden ‘pavlovianamente‘ a las expansiones monetarias. Es decir, “zanahoria” cuando los bancos centrales bajan las tasas de interés, y “garrote” cuando las suben.

La ingeniería monetaria no crea valor per se. Los bancos centrales sólo han transformado la deuda hipotecaria en deuda corporativa y finalmente, en deuda soberana. El sistema parece averiado y las políticas de flexibilización monetaria en los países desarrollados aumentaron la desigualdad en el mundo, dejando una vez más rezagados a los países emergentes.

La historia ha demostrado que el riesgo de esta estrategia es la alta probabilidad de que las deudas soberanas se transformen en guerras o en revoluciones. ¿Qué puede salvar al mundo de este panorama tan lúgubre?

La respuesta está en la raíz fundamental del capitalismo. A diferencia de sus predecesores y contemporáneos (el feudalismo, mercantilismo o comunismo), las democracias capitalistas tienen la capacidad de reinventarse a sí mismas. La clave está en las revoluciones tecnológicas.

En Macrowise hemos identificado varias tecnologías disruptivas que tienen la capacidad de transformar la economía global por completo y aumentar radicalmente la productividad global. En esta nota nos enfocaremos en una de ellas: La “robolución”.

“1. Un robot no debe herir a un ser humano, o por inacción, permitir que un ser humano se haga daño.

2. Un robot debe obedecer las órdenes de un humano excepto si estas órdenes entran en conflicto con la primera.

3. Un robot debe proteger su propia existencia si esta protección no va en contra de la primeras leyes.” - Isaac Asimov , Yó Robot

¿Son los robots una amenaza?

En 1997 la computadora “Deep blue” de IBM venció al gran maestro de ajedrez, Gary Kasparov. Las máquinas superaban al hombre en el juego que es un sinónimo de inteligencia. En 1999 los hermanos Wachowski lanzaron Matrix, la saga de películas que encarna el dilema existencial de la rivalidad entre las máquinas y los seres humanos. Androides que van a reemplazar los trabajos de las personas, robots que evolucionan y se convierten en una amenaza estructural a nuestra existencia. 

Más allá de la ficción, Steven Pinker, profesor de psicología experimental de la Universidad de Harvard, muestra en su libro “Cómo funciona la mente” que los computadores y el cerebro humano funciona de manera muy diferente. Por ejemplo:

El cerebro es análogo, los computadores son digitales; el cerebro funciona a un velocidad muy baja de procesamiento (100 Hz), mientras un computador puede alcanzar fácilmente (3.5 Ghz).

- El cerebro procesa masivamente en paralelo, no tiene una distinción entre unidades de memoria y procesamiento, mientras los computadores son seriales y tienen módulos de memoria separados de las unidades de procesamiento.

- El cerebro se auto configura y actualiza evolutivamente su “hardware” y “software”. Las máquinas necesitan ingenieros humanos para este fin.

Las máquinas nos superan en capacidad de cálculo, pero el cerebro es superior manejando paradojas, creando suposiciones sobre algo que no existe para resolver un problema.

Los robots y la inteligencia artificial no son un sustituto del ser humano, son un valioso complemento, como lo fue el automóvil, el computador personal, o el teléfono móvil.

El mundo necesita Robots

El mundo desarrollado está envejeciendo, especialmente en Asia y Europa. El caso más extremo es Japón, donde se venden más pañales para personas ancianas que para bebés. ¿Quién va a realizar el trabajo que ellos físicamente no pueden hacer?

Número de Robots por cada 10.000 trabajadores

 

Fuente: IFR, construcción Macrowise

Desde 1992 la respuesta había sido China. Sin embargo, hoy por hoy la mano de obra China es cada vez más cara. En contraste, la mano de obra automatizada está bajando de precio gracias a las mejoras tecnológicas.

Estamos entrando al mundo de los vehículos que se conducen solos (Google, Tesla y Uber), asistentes robotizados para el trabajo del hogar, fábricas totalmente automatizadas, ejércitos de drones, robots que hacen intervenciones quirúrgicas, máquinas para minería en otros planetas y granjas agrícolas automatizadas.

La ‘robolución‘ va a cambiar por completo el modelo de globalización. Los centros de manufactura del mundo se van a centrar en los países con mayor densidad de robots por trabajador. La imagen muestra que Corea del Sur, Japón, Alemania y Estados Unidos son los países con mayor capacidad instalada de robots. China tiene una gran necesidad de automatizar su producción con el fin de permanecer competitivo en la arena manufacturera global.

¿Cómo afecta la “robolución” a Colombia?

Definitivamente la "robolución" va a afectar a las personas con trabajos menos calificados y por ende a todas las economías latinoamericanas. El punto no es estar en contra del avance tecnológico, sino prepararnos para las grandes oportunidades que ofrece una revolución tecnológica.

Asegurar que Colombia tenga 100% de penetración de Internet abre las puertas al auto-aprendizaje. Las grandes universidades del mundo (Harvard, Yale, MIT, Stanford) tienen acceso gratuito a muchas de sus clases en internet.

Por otro lado, el inglés ha sido una barrera que no nos ha permitido aprovechar las oportunidades que brinda la economía mundial. Programas que garanticen que Colombia sea bilingüe son prioritarios para garantizar nuestra competitividad y volver atractivo a nuestro país como plaza de inversión en mercados emergentes.

La penetración total de internet y el bilingüismo tienen la capacidad de aumentar nuestra productividad radicalmente y convertir a los Colombianos en parte activa de las revoluciones tecnológicas de nuestra era. Esta visión tan poderosa que hizo que un hombre  en la provincia de Hangzhou (China) pasará de la pobreza y la desnutrición, a guía turístico, luego a profesor de inglés, luego a emprendedor creador de las páginas amarillas Chinas y finalmente se convirtiera en el fundador del sitio de comercio electrónico más grande del mundo: Alibaba!

Lea también: Desde periodistas hasta actores de cine, los robots han llegado para quedarse

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?