Opinión

  • | 2013/07/29 11:16

    Los Henokiens, un selecto club de negocios

    Los Henokiens es un grupo selecto de empresas y negocios familiares que han logrado perdurar por más de 200 años. Opinión de Raúl Serebrenik G.*

COMPARTIR

Los fundadores de tan exclusivo club, eligieron el nombre Henokiens en alegoría al bíblico personaje Enoch hijo de Noé, que se caracterizó por su longevidad.

En la actualidad son cerca de 40 empresas familiares las que conforman el núcleo principal de la organización , donde se exige para poder ser parte de este ,varias condiciones , entre ellas que la empresa por lo menos tenga 200 años, sin embargo el promedio de vida de las empresas miembros esta alrededor de más de 350 años. Otra de las condiciones es que por lo menos un miembro de la familia siga participando de la actividad empresarial, bien sea en el día a día de la empresa o en sus órganos de gobierno; ya que la idea es promover este tipo de organización económica como algo ejemplar, dado a que entre ellos intercambian conocimientos y promueven la investigación en el área de las empresas familiares.

Otra de sus exigencias es que sea una empresa emblemática en su sector, sin importar el tamaño de esta, aunque miran la sustentabilidad de esta en el tiempo.

De los casi 40 miembros tenemos compañías de diversos países como Alemania, Bélgica, España, Francia, Holanda, Irlanda, Italia, Japón y Suiza.

Después de tomar parte de la investigación del Profesor Toshio Goto publicado en mi libro: Dinastías familiares, legado y riqueza (Deusto/Planeta 2012), quisiera compartirles un análisis del secreto en las empresas longevas basado en el mapeo de más de 18.000 empresas, de más de 100 años como punto de partida para esclarecer cuáles han sido los secretos de estas Dinastías Familiares, destacando varios de estos en los Henokiens (www.henokiens.com).

Sentido de pertenencia
Estos han desarrollado y transmitido a las generaciones jóvenes un alto sentido de pertenencia a través de sus tradiciones, valores, principios y virtudes, combinados con la innovación y el espíritu emprendedor muy característico de estas familias empresarias.

Visión de negocios
Otro de sus grandes secretos es el combinar una visión de negocios innovadora con una visión de largo plazo, buscando la perdurabilidad en el tiempo, respetando y potenciando ese legado de generación en generación; buscando la sustentabilidad de las empresas, pero a la vez el desarrollo y la generación de bienestar de la familia y de la sociedad en general.

Podríamos decir que desde siglos atrás ya aplicaban lo que hoy están tratando de inventarse como lo que llaman la responsabilidad social corporativa , y parte de esta responsabilidad se nutre de una visión más corporativa y planificada, con unos acuerdos formales sobre el manejo de las empresas pero también de la familia e inclusive de los manejos patrimoniales. Estos acuerdos son documentos formales de los que se podría decir que fueron los primeros Protocolos de Familia, en algunos claramente donde no tenían que involucrar necesariamente a todos los miembros de la familia en la empresa y con unas reglas claras en temas testamentarios como también en la sucesión ejecutiva, corporativa e inclusive familiar.

En alguna ocasión uno de estos miembro se expresó en esta dirección aludiendo que “la planeación estratégica no era garantía de éxito, pero que la no planeación si es garantía de fracaso”.

Estructuras de gobierno
Otros secretos adicionales, son sus estructuras de gobierno profesional y formal, involucrando externos independientes. Encontramos aquellas familias que son tan sofisticadas en este punto, que tienen estructuras profesionales de gobierno tanto en la empresa y en la familia, como inclusive en el manejo patrimonial.

Al compartir con los miembros de este club tan exclusivo, es posible percibir y sentir esa responsabilidad de sostener, desarrollar y potenciar un legado, para luego ser traspasado a las siguientes generaciones como lo describo en el Modelo Serebrenik de las dimensiones de la riqueza (Dinastías familiares, Legado y riqueza. Deusto/Planeta 2012); así como en el sentido de tener la responsabilidad de proteger un legado que “no les pertenece”, sino que les pertenece a las siguientes generaciones, generando esto un enfoque en la implementación de unas estrategias muy diferentes a las que se ven en las empresas familiares de primeras generaciones; algo como una responsabilidad fiduciaria frente a los ancestros, con miras a potenciar las siguientes generaciones.

En la actualidad, de los destacados miembros de Japón en el club, podemos destacar que la empresa familiar más antigua del mundo pertenece a los Henokiens, esta es la Houshi Ryokan , fundada en el año 718; una compañía que se dedica a la hotelería y que después de más de 1.300 años sigue estando en el día a día del negocio. Menciona la leyenda que esta Dinastía la forjó el maestro Budista Taicho Daishi, el cual descubrió en la región de Awazu Onsen, junto a uno de los montes sagrados del Japón, los beneficios de salud que producían las aguas termales, para luego construir un pequeño balneario por parte de Garyo Houshi, al que por décadas los cliente acudieron y donaban dinero por los beneficios recibidos de sus curaciones en este “balneario mágico” ; dinero que permitió crecer el negocio y también los servicios que se prestaban a la comunidad hasta la fecha.

Hoy en día la generación número cuarenta y seis, sigue atendiendo el hotel y el spa con el mismo espíritu de sus fundadores (http://www.ho-shi.co.jp/jiten/Houshi_E/history.htm).

Es posible encontrar en la actualidad con una notable información de los secretos y características de las empresas familiares longevas; si bien cada familia debe encontrar su propio camino, ya que no hay una receta o formula única que sirva a todas las familias empresarias. El definir sus valores y principios , entender cuáles son los factores culturales de cada familia que potencian la construcción de un legado y proyectarlo por varias generaciones, es un ejercicio bello y muy nutritivo desde la perspectiva familia; estos ejercicios permiten generar un enfoque que concentra la energía de todos aquellos miembros de la familia que se logren alinear frente a ese sueño común, que en parte es lo que nos muestran esas familias como un testimonio irrefutable en el tiempo que las empresas familiares son y seguirán siendo un tipo de organización económica, social, sustentable y sostenible en el tiempo.

* Asesor de patrimonios y legados familiares empresariales.
Autor del libro: Dinastías familiares, legado y riqueza.
rauls@fcwpc.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?