Opinión

  • | 2017/08/14 00:01

    Logística 4.0

    Los efectos que han producido los avances tecnológicos son muy perceptibles en el sector productivo y empresarial. Incluso, puede decirse que ha desplegado una nueva era en donde la aplicación de la tecnología es necesaria para continuar en el mercado.

COMPARTIR

Sin embargo, dentro de este segmento, se viene desarrollando un modelo logístico más sofisticado que pretende mejorar la infraestructura y gestión del comercio, que hoy en día se viene aplicando en las compañías.

La innovación en materia industrial es uno de los componentes fundamentales y estrictamente necesarios para mantenerse vigente en el mercado, independientemente del sector en el que se desarrolle. Así, se ha dado lugar al concepto de industria 4.0 para referirnos a una cuarta revolución, en donde la tecnificación y digitalización de los procesos toman su lugar principal dentro del campo industrial.

En resumidas cuentas, hablar de la cuarta revolución industrial es lo mismo que hablar de una digitalización integral, pues se extiende a los elementos tangibles, de tal forma que se da lugar a una transformación de los sistemas convencionales de producción. Mercancías, máquinas herramienta, fábricas, almacenes y vehículos estarán interconectados entre sí y trabajarán de forma autónoma, creando redes donde la división entre la información y lo físico se disipará, con el gigantesco potencial que esto representa.

También le puede interesar: Por favor hable un segundo idioma

Por ejemplo, la forma en la que se han manejado los procesos en almacenes ha variado bastante, gracias a la incorporación de diversas novedades tecnológicas. Se pasó de registros manuales y formas masivas de informar los pedidos, a toda una estructura compleja que establecieron inicialmente una secuencia en código de barras para el manejo adecuado de la carga, y sistemas de monitoreo informático, manejo de inventarios, disponibilidad en tiempo real de existencias, que evoluciona día a día.

En este orden de ideas, en el sector de la industria tiene cabida un concepto bastante importante. La cadena de suministro se considera como una de las piezas clave en la cadena de valor pues tiene un increíble potencial de añadir un valor agregado a los productos que genere toda industria, siempre y cuando se planee y administre estratégicamente. Ello les provee a las compañías un nivel de competitividad relativo, en donde si se gestiona eficientemente, los beneficios son cuantiosos y pueden proyectarse en el largo plazo.

La idea de la eficiencia en la cadena de suministro puede ser asociada al concepto que, con base en el desarrollo industrial reciente, puede denominarse como logística 4.0. De esta manera, se implica toda una secuencia de cambios para llegar a conseguir la automatización de sistemas o procesos, que conlleven a una nueva forma de gestionar la mercancía, haciendo más fácil su tratamiento desde la llegada a la cadena de suministro como producto, hasta la adquisición de un cliente.

Todo ello, con ayuda de disciplinas como la robótica, el big data y una visión artificial, en concordancia con un marco de sostenibilidad económica y ambiental. La idea con esto es brindar una personalización de la producción para que la gestión en movilidad sea lo más eficiente posible. Además, debe mantener una relación directa con previsiones de la demanda, reducción de stock de inventario, control de almacenamiento, optimización de rutas, sistemas de localización más novedosos, entre otros aspectos de relevancia.

Le sugerimos leer: Panipat, ciudad de los tejedores

Precisamente, dentro de las soluciones innovadoras que se han puesto en práctica se tienen los etiquetados inteligentes, el empleo de TIC’s, módems GPRS para transmisión de datos, RFID o identificación por radiofrecuencia, redes low power para sensorizar palets, desarrollo de aplicaciones, etc. Todos estos como procesos alternativos y modernos que surgen, ante la necesidad de manejar una gran cantidad de productos y enormes flujos de información.

Esta es la forma en que se generan las fábricas inteligentes. La Industria 4.0 se caracteriza por la digitalización de los procesos de fabricación. Pero el sector logístico 4.0 tiene su propia revolución con iniciativas como la Internet Física (Physical Internet en inglés, abreviado PI) y que no hemos de confundir con Internet de las Cosas.

La Internet Física desarrolla un sistema abierto de logística global. La mercancía viajará en contenedores especializados, facilitando el manipulado, almacenaje y transporte de forma eficiente y sostenible, a través de todos los participantes de la cadena logística. Estos contenedores se beneficiarán de las tecnologías de la información para estar monitorizados constantemente en tiempo real, así como para ser transportados siguiendo las rutas más apropiadas para cada destino y tipo de producto.

En pleno auge del e-commerce ya es una necesidad encontrar los mejores modelos logísticos que brinden una mejor organización del sistema. Con la necesidad de una interconexión de todos los elementos que componen la cadena de valor, se debe incrementar los criterios de flexibilidad, diferenciando claramente las estrategias a seguir cuando se trate del comercio online y offline; sobre todo, cuando se combinan estas dos últimas técnicas para la venta de los productos, lo cual hacen las empresas que toman a la tecnología como aliado.

El caso de éxito más conocido que se tiene a nivel mundial es Amazon. La multinacional estadounidense, independientemente de las naciones en donde opera, ha sabido acoger oportunamente los avances tecnológicos, acoplándolos a su gigantesca industria mucho antes que sus competidores. Su visión de largo plazo es lo que le ha permitido contraer una ventaja competitiva que añade calidad y velocidad en la gestión de entrega de cada uno de sus productos. Por ende, es la empresa que logró dinamizar todo el mundo comercial.

Lea también: Los impuestos endulzados

Como clientes, por lo general, nuestras exigencias vienen dadas por la combinación sea bueno, bonito y barato. Ante ello, las compañías intentan moldearse constantemente para entrar dentro de nuestras preferencias; y la tecnología es el componente transversal que les ha permitido adoptarse a este tipo de cambios, tan volátiles. Por lo pronto, la nueva realidad en materia tecnológica mantiene un alto nivel de diversificación, y facilidades para el manejo de la mercancía entre distribuidor y cliente, para crear una mayor proximidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.