Opinión

  • | 2016/05/22 00:01

    Las tendencias futuras de los reportes de gestión  

    “Actualmente las empresas tienen más opciones para reportar que nunca. Ahora, pueden simplemente escoger, qué, cuándo y a quién reportar” Michael Meehan, CEO del Global Reporting Initiative (GRI).

COMPARTIR

La orientación a la sostenibilidad de una organización implica “una conexión auténtica que lleve redescubrir su propósito como empresa, y preguntarse con frecuencia ¿para qué fuimos creados?”, reflexiona Eric Roston, editor de sostenibilidad de Bloomberg LP. Podemos decir que estamos en un momento de disrupción en la gestión empresarial, en donde la agenda de sostenibilidad, es la agenda de actualidad.

Estamos en un momento, en donde la transparencia y la confianza en el mundo de los negocios cada vez tienen más valor, y por ende existe una intersección entre construcción de marca y el reportar; en donde los objetivos de desarrollo sostenible son catalizadores de sostenibilidad, y en donde la sostenibilidad representa una oportunidad para alinear acciones locales, con aspiraciones y metas universales. Como explica Michael Mehaan, CEO de GRI, “ninguno de nosotros cree que existen tales cosas como empresas sostenibles, inversionistas sostenibles, o políticas sostenibles; existen empresas, inversionistas y políticas”

Entre el 18 y el 20 de mayo 2016 tuvo lugar en Ámsterdam, la conferencia del Global Reporting Initiative (GRI), la cual tuvo la presencia de más de 1.200 participantes, y 200 conferencistas de 77 países. GRI es una organización independiente pionera en informes y estándares de sostenibilidad que “apoya a las empresas, gobiernos y otro tipo de organizaciones a entender y comunicar el impacto de sus actividades en aspectos de sostenibilidad como cambio climático, derechos humanos, y corrupción”. GRI comenzó en 1997 en Boston, pero en sus primeros años de existencia, solo unas pocas empresas voluntariamente hicieron sus informes de sostenibilidad siguiendo su enfoque, y en el momento, su base de datos contiene más de 28.000 reportes en 90 países.  Las guías GRI fueron diseñadas para ser compatibles con otros estándares de sostenibilidad como lo son el Pacto Global de las Naciones Unidas, ISO 26000, y las líneas directrices de la OCDE para las empresas multinacionales.

Según, Nelamara Arbex, Asesora Sénior de GRI, el aumento en la población mundial, cambio climático, y tecnología de datos, son tendencias globales que van a influenciar todos los países y la manera como se hacen negocios hoy en día. Estas tendencias traen consigo retos para: (i) la sociedad (seguridad alimentaria, acceso a agua, promoción de la paz, manejo de conflictos y seguridad), (ii) el medio ambiente (manejo de recursos naturales, protección de ecosistemas, gestión de residuos y contaminación); tecnología y eficiencia (en la producción y distribución de productos, servicios y energía, etc.), y (ii) la gobernanza y la economía (legitimidad y aumento de confianza en las instituciones, nueva generación de modelos económicos, etc.).

Actualmente, el ejercicio de reportar consiste en recoger, analizar, revisar y sacar conclusiones de datos. Sin embargo, el GRI anticipa que las tendencias globales y retos asociados, traerán consigo tres cambios fundamentales en la manera como se viene reportando:

  1. Cambios en el formato, y diversidad de las fuentes de información. Cada vez más, las partes interesadas (stakeholders) tienen acceso a información de las organizaciones proveniente de diversas fuentes. Se anticipa que los reportes anuales, documentos o sistemas oficiales, evolucionen a ser activos de información de sostenibilidad, y serán reportados en los formatos que aumente la efectividad de la información.  Por esta razón, las empresas deben sentir la libertad de reportar en el formato que tenga más sentido para sus audiencias específicas (plataformas en línea, videos en YouTube, etc.)
  2. Nuevo contenido y nuevo enfoque. Los reportes al futuro ayudaran a entender como las empresas abordan los problemas reales de la sociedad. Esto implica, incluir en los reportes de gestión, las propuestas de valor de la empresa. Se esperan, reportes más transparente conectados a la realidad, y a los compromisos.
  3. Más interacción, debido a que las partes interesadas (stakeholders) estarán empoderadas por el acceso a información, y por ende tendrán más roles en las organizaciones. Las empresas, tendrán que acostumbrarse a relacionarse en tiempo real, y se anticipa que las organizaciones tendrán en el futuro cercano posiciones a nivel de la alta dirección encargados de las relaciones con partes interesadas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?