Opinión

  • | 2016/07/29 00:01

    Las startups de Fintech: ¿Qué están haciendo los bancos al respecto?

    La colaboración entre startups tecnológicas y las principales empresas financieras se hace especialmente popular en el escenario Fintech vs. Bancos.

COMPARTIR

Definitivamente esta no es una relación sencilla, pues tanto las empresas de tecnología financiera, como los bancos, utilizarán o forzarán cualquier ventaja que puedan tener para reorganizar la industria a su alrededor.

Hace tiempo que este sector en concreto ha gestado una de las mayores revoluciones emprendedoras de la historia reciente. Y es actualmente la “panacea” para todos los usuarios: pago móvil, gestión de finanzas personales, crowdfunding empresarial, transferencias de dinero entre usuarios y variaciones constantes en la forma de interactuar, que hacen que muchos inversores fijen su mirada en las compañías de Fintech.

Los mercados con mayor representación y donde ha habido mayor innovación son en el pago de remesas, préstamos online, gestión financiera corporativa y soluciones para mejorar los servicios transaccionales, haciéndolos más eficientes y seguros.  

Y la pregunta es clara ¿Los bancos están haciendo algo al respecto? Sería injusto decir que no están haciendo nada, pero también lo sería al asegurar que llegaron a tiempo y supieron adelantarse, porque ciertamente no lo hicieron.

En todo caso, hace tiempo que las entidades bancarias colombianas y las compañías de Fintech se pusieron manos a la obra en este asunto y están incrementando sus acciones; y es aquí donde quiero señalar cinco áreas críticas en la relación de cooperación y competencia: “coopetencia”.

 

  1. Creatividad e innovación

Las empresas Fintech se caracterizan por su innovación, al combinar las cualidades de las startups tecnológicas con la inteligencia financiera, trabajando de manera natural en los nichos que los bancos no han sabido cubrir, aportando así agilidad, sencillez y transparencia.

Sin embargo, al contrario de lo que se pueda llegar a pensar, los bancos si innovan, pero les hace falta flexibilidad a la hora de aplicar dicha innovación, pues cuentan con demasiadas estructuras que les impiden ceder y es allí donde se estancan.

  1. Confianza

Cuando se habla de dinero, no solamente hablamos de unos y ceros. Estamos hablando de valores, esperanzas, sueños, en resumidas cuentas de la vida de las personas. El dinero por tanto, es emocional y este es un hecho que no ayuda a las nuevas empresas.

Los bancos están invirtiendo en marketing, para crear así una gran conciencia de marca y consumidores fieles, construyendo más y mejores incursiones en la vida de los consumidores, algunos especialmente en el ámbito digital. Esta inversión en marketing debe aportar a los bancos la información precisa de los consumidores que se estén cambiando a las empresas Fintech. Por su parte las empresas Fintech necesitan crear campañas convincentes para crear en los usuarios la confianza de entregar su dinero, sus valores y su seguridad.

  1. Regulación

La banca puede unir regulación y tecnología de manera mucho más holística ahora mismo, debido a la ausencia de regulación en el plano Fintech. Mientras que una regulación al Fintech los beneficiaría, pues podría frenar a las empresas irresponsables de entrar en el mercado y crearía mayor confianza en el consumidor, como lo habíamos mencionado antes.

Gracias a este vacío regulatorio en el Fintech los bancos se ven beneficiados, pues no solo sus “lobbies” serán más fuertes, más grandes y mejor conectados, sino que la regulación ayuda a que no haya disrupción en la industria de la mano de las Fintech.

  1. Talento

Un éxodo en el talento podría producirse, pues la gente que trabaja en los bancos podría fugarse a las empresas Fintech; que a pesar de tener culturas tan diferentes, las Fintech confían en el mismo perfil de gente que trabaja en los bancos para lograr el éxito. La razón de fondo no requiere mucha imaginación: quieren reforzarse gracias al talento que sale de los bancos. Sin embargo, el fintech requiere un talento muy concreto y diferente al bancario, pues tienen una necesidad mucho más elevada, pues solicitan desarrolladores, analistas y abogados, no vendedores.

  1. Atención al cliente

“Por favor, espere en la línea”, no es lo que el cliente quiere escuchar cuando llama, especialmente cuando están intentando hacer una transacción bancaria básica. La gente quiere ser capaz de gestionar sus finanzas sin problemas ni esperas, un aspecto que es mucho más fuerte en el Fintech, gracias a su habilidad de adaptarse a la vida de los consumidores. Los bancos están creando incubadoras en todo el mundo para modernizar sus servicios, pero no pueden mantenerse al día frente a las capacidades de las Fintech.

Los bancos hacen grandes esfuerzos en marketing offline, llegando a los consumidores en lugar de esperar a que ellos lleguen al banco, pero, simplemente, están un paso por detrás de las Fintech. Los bancos conocen esta desventaja frente a la experiencia del usuario, pues su competencia los supera en capacidad de reacción y efectividad en resultados

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?