Opinión

  • | 2016/07/02 00:01

    La paz en el modelo de negocio

    ¿Seremos capaces de lograr capitalizar el hecho de estar en paz, como parte de nuestro modelo de negocio?. La guerra le ha servido a muchos como parte de su modelo de negocio, creo que la clave para nosotros será lograr que la paz sea para todos un mejor negocio que la guerra.

COMPARTIR

La nota que tenía para este sábado ha pasado a ser irrelevante, el pasado 23 de junio los temas cambiaron. En este espacio me he propuesto escribir sobre temas como la innovación, el emprendimiento, las nuevas tecnologías y su impacto en la economía de hoy, en general los temas relacionados con la economía del conocimiento, como no quiero faltar a esos principios auto-impuestos, voy a escribir un poco sobre el tema de la paz, pero desde este punto de vista.

Yo, que paso parte de mi tiempo fuera del país, siempre he escuchado comentarios de las personas extranjeras que saben que soy colombiano, tales como: “el día que Colombia termine la guerra, tendrá muchas ventajas en la región..” o “lástima que aún tengan conflicto armado...seguro hay muchas oportunidades que se les pasan como país…”; convengamos pues que este tipo de comentarios se van a enfrentar con la realidad, ¿seremos capaces de lograr capitalizar el hecho de estar en paz, como parte de nuestro modelo de negocio?. La guerra le ha servido a muchos como parte de su modelo de negocio, para cualquiera que estudie historia no será un secreto el saber que la guerra siempre ha sido un factor económico, creo que la clave para nosotros será lograr, que la paz sea para todos un mejor negocio que la guerra.

Los inversionistas temerosos deberían perder sus miedos y acercarse por estos lares, se nos abrirá un espacio para contarles nuestras ideas y proyectos, eso de por sí es ya un gran cambio para aquellos que durante años, hemos tenido que cargar ese peso a la hora de exponer un proyecto colombiano en el exterior.

Seguramente los contadores que me leen tendrán claro que sin tantos recursos invertidos en la guerra, nos quedará efectivo para mejorar la educación, la salud, la infraestructura... en fin todos esos “detallitos” que hemos tenido descuidados por tanto tiempo.

Creo también que de la misma forma que un enfermo, que después de un tiempo de estar en cuidados intensivos y sale a tratamiento normal, podremos comenzar a pensar en solucionar cosas que no son tan inmediatas, pero que son claves... podremos tomarnos en serio eso de innovar, de buscar problemas que normalmente no se pueden oír por tanta exposición y que necesitan solución; y tal como he dicho tantas veces en esta columna, los problemas son la base del emprendimiento, creo que la paz en nuestro modelo de negocio nos puede potenciar la creación de “startups”... no veo porque no.

Por último creo que nos permitirá cambiar nuestro imaginario, dejaremos de vernos como sobrevivientes, el mundo comenzará a vernos distinto y como la economía tiene un gran componente de percepción, nos empezaran a percibir de forma diferente... tendremos un momento en la historia para re-crearnos... ojalá de forma colectiva, como un gran sesión de co-creación.

Tal como lo veo agregarle paz a nuestro modelo de negocio va a ser genial, estoy feliz de ser testigo de este hecho.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?